Tito Vilanova recae en su tumor

El técnico será operado hoy y deja temporalmente el puesto, que será ocupado por su segundo


Barcelona / Colpisa

Cuando hacia las once de la mañana el Barça suspendió una comparecencia que tenía prevista el presidente Sandro Rosell y, sobre todo, cuando anunció que cancelaba la tradicional comida de Navidad con la prensa, la rumorología corrió como la pólvora por Barcelona. Algo grave pasaba, pero nadie alcanzaba a saber qué. Los peores presagios se confirmaron a las 18.30, con un nuevo comunicado del club: Tito Vilanova sufre una recaída de la enfermedad que le mantuvo alejado de los banquillos el año pasado.

La noticia cayó como una bomba en el barcelonismo, justo veinticuatro horas después de que otro miembro de la plantilla, Eric Abidal, que también superó un cáncer, recibiese el alta tras un año de recuperación. La nota del Barça dejaba helado a todo el mundo del fútbol: «En el seguimiento del proceso de la glándula parótida, se ha detectado una extensión de su patología, que requerirá tratamiento quirúrgico que se hará este jueves. El tiempo de ingreso hospitalario se prevé alrededor de 3 ó 4 días».

Seis semanas de tratamiento

Los servicios médicos del club catalán estiman que, posteriormente, Vilanova se someterá a tratamiento de quimioterapia y radioterapia, que durará alrededor de 6 semanas. Entre tanta desazón, una ventana a la esperanza. Los doctores creen que el tratamiento, según su evolución, podrá ser «compatible con su vida laboral».

De momento, el que se sentará en el banquillo, y lo hará ya este sábado en Valladolid, será el segundo de Tito, Jordi Roura. Lo confirmó el presidente en una rueda de prensa a última hora de la tarde, después de que el propio Tito comunicara la mala nueva a sus jugadores durante el entrenamiento vespertino y a sus colaboradores.

«Estamos en unas manos extraordinarias con Jordi y con eso nos presentaremos en Valladolid», señaló Rosell. «Normalidad absoluta no existirá porque durante unas semanas no estará, pero le esperaremos, por supuesto», afirmó el presidente azulgrana.

El director deportivo, Andoni Zubizarreta, completó la información: «Tito es el entrenador y lo sigue siendo. Jordi Roura se sentará en el banquillo de Valladolid, pero el entrenador es Tito y lo demás son especulaciones». Se refería, a los comentarios que circularon en el sentido de que el Barça habría llamado a Guardiola o a Luis Enrique. Rosell y Zubizarreta lo negaron de forma categórica. «En ningún momento se ha contemplado», dijo Rosell.

El dirigente resumió muy gráficamente el sentimiento que rodea al equipo. «Esta mañana la situación era ideal, espléndida y la vida de repente te da directo en la mandíbula y te tienes que volver a levantar», señaló Rosell. «Esta mañana teníamos muchos motivos de alegría y uno era Abidal. A veces llega una nube oscura y tapa el sol, pero volverá a salir», añadió Zubi.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Tito Vilanova recae en su tumor