Jugando al gato y al ratón

Las escuderías se guardan la pólvora para la carrera de mañana

EFE

MELBOURNE / COLPISA

Se abrió el pitlane y los pilotos miraban al cielo con los ojos entornados, y una chaqueta sobre los hombros. La lluvia, que se mostraba intermitente en los días previos, no se quiso perder el debut de los 24 pilotos en la temporada 2012, y empañó la jornada de entrenamientos libres del Gran Premio de Australia. A un siempre confuso inicio de campaña, se añadió así otra incógnita a la ecuación, tras dos tandas marcadas por las precipitaciones y que dominaron primero Jenson Button y después Michael Schumacher, que mejoró en el último momento a Nico Hulkenberg. Dudas que solo se despejarán en la carrera de mañana (retransmitido en directo por Antena 3 a las 7.00 horas del domingo. La repetición, el domingo a las 13.00 horas, también en Antena 3).

El más regular en los primeros kilómetros de esta temporada fue, precisamente, Fernando Alonso. El piloto español fue cuarto en las dos tandas, y pudo probar los cuatro compuestos de neumáticos que Pirelli ha llevado a Melbourne. Las sensaciones con el F2012 en las complicadas condiciones del circuito aussie fueron razonablemente positivas, habida cuenta de que no tuvo ningún problema, aunque tampoco pudo sacar lecturas que le puedan ayudar de cara a plantear una estrategia global para este fin de semana.

Lo más destacable en el equipo rojo fue un trompo de Felipe Massa en los primeros libres, sin consecuencias ni para el piloto ni para el monoplaza. Ferrari planteó el mismo programa para el brasileño y para el español, pero el principal hándicap se lo encontraron en no poder hacer test de carrera en condiciones. Los viernes se dedican a calibrar los mapas motor, pensar posibles estrategias de cara a la clasificación y, por extensión, a la carrera, pero en este caso no pudo ser. Cuando se secó la pista, ya al final del día, la temperatura seguía siendo demasiado baja como para que los medidores sirvieran de algo, así que ni Alonso ni, por supuesto, Massa, sacaron una lectura útil de la primera jornada del campeonato 2012.

No es casual que el propio Stefano Domenicali se acercara a Marc Gené después del banderazo a cuadros y le preguntara: «¿Qué lectura podemos sacar de hoy?». Muchas dudas, más aún, en Ferrari, aunque si algo se puede sacar en claro es que, parece, que no están tan mal como los más agoreros hacían prever hace unos días.

Escondiendo cartas

En los dos años anteriores, se ha mantenido una máxima: Red Bull no enseña los dientes hasta el sábado en la clasificación. En este inicio de año se ha cumplido esa norma, y tanto en los primeros como en los segundos libres, el coco Sebastian Vettel no pasó del último puesto top ten, y acabó con el undécimo y el décimo tiempo de cada tanda de libres.

El australiano, uno de los más buscados por la afición local, se lo tomaba con su característico humor: «La madre naturaleza ha jugado un gran papel... Al final, hemos podido salir, pero todavía queda un gran trabajo por delante». Algo más serio se mostraba Vettel, que destacaba que este sábado tendrán que «encontrar el balance del coche», y que el tiempo que pasen en pista es importante ahora que el coche está «joven». No obstante, el bicampeón no escondió su decepción por haberse quedado sin probar lo que quería: «No ha sido una buena mañana».

«No tiene sentido mirar la hoja de tiempos a partir de hoy con el fin de hacer predicciones»

Piloto de Ferrari

«Tenemos que encontrar el equilibrio y aprender un poco más sobre el coche de esta temporada»

Piloto de Red Bull

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Jugando al gato y al ratón