El gran reto de Fernando Alonso

La próxima madrugada arrancan en Melbourne los entrenamientos del primer gran premio del año


Melbourne marca el inicio. El reto de Fernando Alonso y Ferrari frente al dominio de Red Bull y Vettel. A falta de las primeras carreras, que revelarán la correlación de fuerzas, dos hitos marcan la temporada que arranca la próxima madrugada en Australia: será la más larga de la historia, con 20 carreras, y la primera con seis campeones en la parrilla.

Pese a la crisis, el negocio de Bernie Ecclestone tendrá un calendario amplio, con 20 Grandes Premios, desde el 18 de marzo hasta el 25 de noviembre del 2012 en Brasil. Ocho meses, cuatro continentes -solo falta África- y por primera vez desde el 2007 con una prueba en Estados Unidos, en Austin. Un calendario exigente para los bolsillos de las escuderías en tiempos de crisis gracias también a la recuperación de Baréin, cancelado en el 2011.

Ya sea sobre el asfalto europeo, asiático, americano o australiano, la incógnita estará en saber si puede haber más emoción que en 2011, en el que el dominio del alemán Sebastian Vettel y su Red Bull fue abrumador: 11 victorias en 19 carreras, 392 de 475 puntos posibles más la nueva plusmarca de 15 pole positions. «No veo motivo alguno para que no inicie con Red Bull una era como la de (Michael) Schumacher en Ferrari de 2000 a 2004», sostiene Ecclestone. Para evitarlo o agregar al menos más igualdad, se han prohibido los difusores soplados, base sobre la que gravitaba el buen rendimiento aerodinámico de los Red Bull. La otra novedad, la de la rebaja del morro de los monoplazas por cuestiones de seguridad, tiene en principio bastante más valor estético que de rendimiento.

Vettel es uno de los seis campeones y el gran favorito para conseguir su tercer titulo consecutivo, lo que solo lograron antes el argentino Juan Manuel Fangio y el alemán Michael Schumacher, otro campeón del mundo que sobrevive. Fernando Alonso, bicampeón con Renault, desea ahora devolver la corona a Ferrari tras cuatro años de sequía. Stefano Domenicali, jefe del equipo italiano, ha reestructurado el organigrama de la escudería. «Solo queremos estar en condiciones de poner a disposición de Fernando un coche más competitivo», asegura. Por ahora, Alonso pide paciencia.

Jenson Button y Lewis Hamilton pelearán en McLaren por los galones de número uno con un auto que es el único de los grandes que ha evitado la discontinuidad en el morro. El sexto campeón es el finlandés Kimi Raikkonen, que tras dos años de ausencia vuelve con un prometedor Lotus.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El gran reto de Fernando Alonso