Cuatro bólidos y los utilitarios


redacción / la voz

Vuelan los cuatro grandes favoritos como bólidos y avanzan como pueden el resto de aspirantes al título del Open de Australia (Digital +, Eurosport y Sportmanía, desde la 01.00). Una foto fija muestra la superioridad de Novak Djokovic, Rafa Nadal -que ayer venció a Feliciano López por 6-4, 6-4 y 6-2-, Roger Federer -verdugo de Bernard Tomic por 6-4, 6-2 y 6-2- y Andy Murray sobre el resto. Lo confirma el ecuador el primer grande del año. Cada cierto tiempo, cambia el reparto de poderes entre ellos, pero se mantienen un peldaño por encima de los demás. Ni llegan jóvenes talentos realmente competitivos, pues ningún tenista menor de 22 años atesora un título ATP, una situación atípica, ni terminan de progresar lo suficiente los jugadores llamados a plantarles cara.

Los cuatro grandes progresan en Melbourne con autoridad, separados por algunos matices entre sus maneras de avanzar. Djokovic mantiene empuje del 2011, como un ciclón permanente. Recuperado del esfuerzo que mostró en los meses recientes, cedió tan solo diez juegos en sus tres primeros compromisos. En octavos se enfrenta con un veterano con el cuerpo machacado por lesiones y operaciones, como Lleyton Hewitt, pero que resiste ante la falta de recambio y explota la invitación con la que entró en el cuadro final. Cierran el programa de hoy sobre las once de esta mañana.

Rafa Nadal quiere reinventarse con un juego ofensivo que le permita recuperar el liderato del ránking mundial. La apuesta de Feliciano López, que se dejó ayer 52 errores no forzados buscando una sorpresa improbable, deslució una victoria cómoda que le evita desgaste. «Manejé muy bien el primer set, jugué muy dentro de la pista y varié bien las direcciones», destacó el mallorquín. Ya en cuartos, se enfrentará mañana con Tomas Berdych, que eliminó a Nicolás Almagro.

Roger Federer ofreció una auténtica lección de tenis contra uno de los talentos emergentes, el australiano Bernard Tomic. Ya cumplidos los 30, el suizo acude puntual a su cita con los cuartos de final de manera ininterrumpida en los últimos 31 grand slam. Prueba de que faltan jugadores capaces de sorprender antes de las rondas finales. Uno de ellos era Juan Martín del Potro, su rival de mañana, envuelto en una espiral de lesiones hace un par de años y de nuevo listo para asaltar a los mejores. El argentino despachó ayer sin problemas al alemán Philipp Kohlschreiber por 6-4, 6-2 y 6-1.

Murray se diferencia del resto de favoritos en que aún no ganó un grande. Doble finalista del Open de Australia, estrena ahora a Ivan Lendl como entrenador. En sus tres primeros partidos le faltó la autoridad de Djokovic, o la fiereza del nuevo Nadal. Esta madrugada debía medirse, todavía en octavos, con el kazajo Mikhail Kukushkin, llamado a enfrentarse a España en la primera eliminatoria de la Copa Davis en Oviedo.

El ránking de la ATP sitúa a David Ferrer como quinto hombre. El alicantino, que representa el éxito del esfuerzo, aunque sin las armas de los mejores, debía enfrentarse esta madrugada con el francés Richard Gasquet.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cuatro bólidos y los utilitarios