Vettel da el susto de la jornada


madrid / colpisa

Jenson Button dominó la sesión de ayer del Gran Premio de Japón por delante de Fernando Alonso y Sebastian Vettel. El británico, único con opciones de evitar el alirón del piloto alemán de Red Bull mañana, paró el crono en 1.31,901, casi dos décimas más rápido que el tiempo del español. La jornada de libres, que como siempre tuvo poco interés desde el punto de vista del espectador, sirvió para realizar diversas pruebas y ver cómo algunos pilotos sufrían problemas. El primero fue el propio Vettel. En la primera sesión, hacia el final, el alemán perdía el control en la curva de Degner para estamparse contra las protecciones, sin más consecuencias que un susto y algunos trozos de fibra de carbono esparcidos por la zona. En esa tanda, como en la segunda, el virtual campeón fue tercero.

No obstante, que nadie se lleve a engaño. Como es habitual, la jornada sirvió para poner a punto los monoplazas y en un circuito como Suzuka, uno de los que más curvas rápidas tiene de todo el calendario, es Red Bull el que parte como el máximo favorito. La rapidísima 130r, que los pilotos más valientes toman a fondo y, durante los entrenamientos incluso alguno se atreve con el DRS activado, forma parte de la leyenda de este veterano trazado.

Precisamente, en esta conocida zona, el piloto local Kamui Kobayashi dejó una imagen que da muestra de lo espectacular que es el corredor de Sauber. Rodaba por la 130r cuando perdió el control de su monoplaza al tocar el exterior de la trazada, muy sucio. Todo parecía indicar que se iba a estampar sin remedio, cuando con un genial contravolante esquivó una pancarta de publicidad sino lo que parecía un irremisible accidente.

El recuerdo de Ayrton Senna

Quienes no pudieron evitar acabar antes de tiempo fueron los pilotos de Williams. Tanto el veterano Rubens Barrichello como el novato Pastor Maldonado aparcaron sus monoplazas de manera abrupta sobre las protecciones. Además, Brunno Senna, el sobrino de Ayrton, se salió en la misma curva en la que su mítico tío y Alain Prost se chocaron en 1989, en una de las escenas que forman parte ya del imaginario común de todo aficionado de pro a la fórmula 1.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Vettel da el susto de la jornada