Thiago: «Considero Vigo mi ciudad natal»

Hijo de un campeón del mundo, el brasileño Mazinho, y de una jugadora de voleibol, Valeria, Thiago solo podía nacer deportista.


Silkeborg (Dinamarca) / efe

Thiago Alcántara, referente de la selección española sub-21 que disputa el Europeo, es un jugador encaminado a marcar una época. Deslumbra en cada categoría por la que pasa camino de la absoluta. Ocurrió igual en el Barcelona, donde dejó jugadas para enmarcar hasta llegar al primer equipo. «El fútbol que hago lo tengo dibujado en mi cabeza», afirma.

Hijo de un campeón del mundo, el brasileño Mazinho, y de una jugadora de voleibol, Valeria, Thiago solo podía nacer deportista. «El primer regalo que recibí en la cuna fue un balón. Ese llevaba sonajero. Puedo asegurar que el fútbol es algo innato. Nací con ganas de jugar. Desde pequeño cada vez que veía algo redondo sentía la necesidad de chutarlo, dar un pase o hacer un malabarismo», señala.

Dio sus primeras patadas a un balón en Paterna y en A Madroa y recuerda a un entrenador del Ureca como el que más le ha influido. «Me marcó mucho un entrenador que tuve en Vigo. A pesar de que él creyera que podía ser el mejor del equipo nunca me lo dio a entender. Siempre me hacía sacar lo máximo de mi y esforzarme más. Le llamábamos el Rojo. Javier Lago del Ureca», asegura antes de reconocer que, aunque nació en Italia, se siente español. «Crecí en España, aprendí a leer aquí. Considero Vigo mi ciudad natal. Son imborrables los recuerdos del colegio. Los amigos que tengo. La forma en la que viví allí», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Thiago: «Considero Vigo mi ciudad natal»