Pulpis, misionero de la FIFA

Es el único gallego entre los elegidos por el organismo internacional para difundir la semilla del fútbol sala


SANTIAGO / LA VOZ

José María Pazos, Pulpis, que se define como santiagués nacido en Lugo, pertenece ya al selecto grupo de instructores FIFA para la promoción de fútbol sala. Solo cinco técnicos españoles ostentan esa distinción: el actual seleccionador, Venancio López; su antecesor, ahora presidente de la Liga Nacional de Fútbol Sala, Javier Lozano; y el andaluz Armando Rodríguez, menos conocido porque ha centrado más su trabajo en las categorías inferiores.

A este trío se acaban de sumar el propio Pulpis, seleccionador de Tailandia, y Miguel Rodrigo, máximo responsable técnico de la selección japonesa.

«La verdad es que estoy muy contento. Es un honor que piensen en uno para este cometido», resume el técnico gallego. Y no es para menos, ya que no llega a treinta el número de instructores FIFA, después de la última ampliación.

Acaba de incorporarse y ya tiene su primer encargo. Hacia finales del próximo mes impartirá un curso en Camboya. «Es una experiencia nueva -comenta- y distinta a todo lo que he realizado hasta ahora. El fútbol sala es el mismo, pero no se trata de trabajar con jugadores sino con formadores que, a su vez, van a trabajar después con otros entrenadores. La metodología es distinta».

Afincado en Bangkok

Las nuevas responsabilidades están supeditadas a sus obligaciones como seleccionador en Tailandia: «Lo normal es que cada año se impartan dos o tres cursos, en la medida que sean compatibles con el trabajo que estás realizando».

Por ese lado se le avecina un horizonte cargado de actividad. De hecho, este verano ve casi imposible hacer un paréntesis para disfrutar de unos días de asueto en Compostela.

Pulpis ha promovido en Bangkok la organización del trofeo Seis Naciones, que reunirá en la capital tailandesa a finales de agosto a la selección anfitriona y a los combinados nacionales de España, Argentina, Irán, Japón e Italia.

Y a medio plazo aparece el Mundial 2012, que se celebrará en Tailandia. La FIFA ya estuvo examinando sobre el terreno las ciudades que aspiran a ser sede de las fases previas y está aprobada la construcción de un gran pabellón en la capital, que acogerá los partidos más importantes.

Pulpis, que tiene en su currículo éxitos como el ascenso del Prone Lugo a División de Honor o la conquista de la Recopa de Europa con el Lobelle, fue el primer técnico español en probar fortuna en el fútbol sala asiático. En su estreno condujo a la selección de Tailandia al subcampeonato continental. También logró clasificarla por vez primera en su historia para la fase final de un Mundial, el que se disputó en Brasil. Lo que empezó como una aventura con un cierto toque exótico ha terminado por situarlo ante nuevas expectativas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Pulpis, misionero de la FIFA