El Real Madrid pide prestado el 50% de todo lo que ingresará en el 2010


La asamblea general extraordinaria del Real Madrid aprobó ayer por abrumadora mayoría las cuentas del club y el presupuesto para el próximo ejercicio presentados por su nuevo presidente, Florentino Pérez. La misma asamblea que abroncó públicamente al ex presidente Ramón Calderón por su desastrosa gestión económica en una cita convocada por su efímero sucesor Vicente Boluda, dio ayer luz verde sin pestañear y como si fueran un gran logro los números de Florentino Pérez, que arrojan una deuda financiera de 327 millones de euros. O lo que es lo mismo, 54.380 millones de pesetas. La deuda total es de 457 millones de euros y el pasivo financiero supera los 564 millones, casi el triple de su patrimonio neto, que apenas sobrepasa los 196 millones de euros, más de treinta y dos mil millones de pesetas.

Comparada con las tensas y hasta violentas asambleas de los últimos años, la de ayer fue una balsa de aceite en la que Pérez vio aprobado con porcentajes a la búlgara todo cuanto puso encima de la mesa. Los socios dieron el sí mayoritario incluso a decisiones contablemente arriesgadas, como la de permitir a Florentino Pérez que tome prestados a nombre del club hasta 210 millones de euros, el 50% de los ingresos previstos para el próximo año -422 millones de euros- para pagar los estratosféricos fichajes llevados a cabo nada más tomar posesión de la presidencia de la entidad.

Casi todos los 250 millones de euros que ha costado llevar al Real Madrid a Kaká, Ronaldo, Xavi Alonso o Benzema, entre otros, los han pagado los bancos, y el club está obligado a devolver eso y más con intereses, rindan o no las figuras en el campo. Las cifras comparativas indican también que a pesar de tener ya una abultada deuda con los bancos, Pérez ha decidido duplicarla este año.

Cifras récord

Nada de esto impresionó a los compromisarios. Las cuentas del ejercicio pasado, que incluyen los últimos fichajes de Florentino Pérez, fueron aprobadas con 947 votos a favor, 18 en contra y 21 abstenciones. Y todavía más apoyo recibió el nuevo mandatario blanco para el presupuesto del próximo año, que alcanza la cifra récord de 426 millones de euros y que recibió el sí de 957 compromisarios, con solo 14 votos en contra y 15 abstenciones. Por algo menos, 844 a favor y 19 en contra, se aprobaron los préstamos firmados con Caja Madrid y Banco Santander.

Durante su discurso, el presidente del Real Madrid pidió la confianza hacia las multimillonarias cifras que maneja en plena crisis económica internacional. Y aunque admitió que 327 millones de euros de deuda financiera es un volumen excesivo, prometió reducirla a solo 210 millones de euros, eso sí, sin dar detalles de cómo pretende llegar a tal resultado. Solo apuntó que sus planes son aumentar en un 14% los ingresos respecto a la temporada pasada. «Vivimos un momento delicado de crisis mundial, pero hemos tenido que hacer un gran esfuerzo con incorporaciones importantes», dijo Pérez antes de obtener el plácet de los socios para gastar lo que sea necesario.

Presupuestos «austeros»

A pesar de ese contexto de crisis, el dirigente madridista anunció un multimillonario proyecto para modernizar el estadio Santiago Bernabéu y otro todavía más costoso para construir un parque temático en los terrenos que el club posee en las afueras de Madrid. Y pese a todo ello, Florentino Pérez aseguró que se trata de unos presupuestos austeros, ya que el objetivo es que todos los gastos de personal del club no sobrepasen el 45% de los ingresos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

El Real Madrid pide prestado el 50% de todo lo que ingresará en el 2010