Raúl y su hambre de prestigio internacional


Primero le dio José Antonio Camacho el mando sobre el averiado carro de la selección. Del Bosque corroboró después que «Raúl no va al Mundial ni a ver qué pasa ni de vacaciones. Viaja un mes a Corea para ganar el título». Y, días antes del debut de España, el delantero advirtió que «ahora todo está muchísimo mejor que en Francia¿98». A quien le sorprenda el papel de Raúl en el comienzo del Mundial, no podrá decir que no estaba avisado. Cuando peor actúa la selección siempre le queda su talento.No anda sobrada España de la ambición y el carácter competitivo de Raúl. A los 25 años, el delantero madridista ya comparte con Hierro el mando en el vestuario de Camacho. Tiene la Liga, la Champions League y la Intercontinental. El Mundial le puede catapultar al Balón de Oro. Los consiga o no, la principal beneficiada será la selección. Su primer gol ante Eslovenia resume sus cualidades: improvisación, calidad, oportunismo y gol.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Raúl y su hambre de prestigio internacional