Reinterpretan el «Romancero gitano», de García Lorca

El ilustrador Ricardo Cavolo dialoga con la joya poética que vio la luz en 1928

La estatua de Federico García Lorca de la plaza de Santa Ana, en Madrid, cubierta con una mascarilla
La estatua de Federico García Lorca de la plaza de Santa Ana, en Madrid, cubierta con una mascarilla

MADRID / EFE

El ilustrador salmantino Ricardo Cavolo, licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, reinterpreta el Romancero gitano, de Federico García Lorca, un libro en el que el poeta granadino simbolizó «el instinto y la libertad» frente a las imposiciones de las normas de una sociedad paya que «minan la voluntad individual». Esa es la llama que recupera y aviva Cavolo en esta versión del Romancero publicada por el sello Lunwerg.

Como el propio ilustrador salmantino contó en su autobiografía ilustrada, cuando sus padres se divorciaron, su madre empezó una nueva relación con un hombre gitano que le aportó «una de las experiencias más positivas» de su vida, según destacan los editores del libro en declaraciones a Europa Press.

La noche, la muerte, la pasión, la luna mandan en esta pieza poética que encierra una denuncia a la guerra civil española.

Lorca y Cavolo conversan en las páginas de esta nueva edición del Romancero gitano para dar lugar a una obra que reinterpreta sus desgarrados versos casi cien años después de su publicación.

Intensidad y simbolismo

El universo particular de Cavolo, cargado de «intensidad, de color y de simbolismo», combina con el contenido del romancero. La obra de Cavolo propone una relectura de este clásico a través de su visión expresionista.

El Romancero gitano se divide en dos bloques, uno hasta el decimoquinto verso que contiene la particular visión de Lorca del mundo gitano, que «choca con una realidad que no lo acoge» y se ven «marginados». El bloque segundo, breve y sugerente, está compuesto por tres poemas históricos que sirven al poeta para dar, en pinceladas sueltas, su versión agitanada de unos cuadros histórico-legendarios.

Asimismo, en la obra aparece «la pena negra» como un «choque entre el deseo de libertad y la muerte» que genera «una honda frustración» sin remedio ni cura, pues «no se concreta en nada», recoge Europa Press.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Reinterpretan el «Romancero gitano», de García Lorca