Chagall y los sueños de la infancia

La Fundación Barrié acoge en su sede de A Coruña una amplia muestra sobre la obra gráfica del genial artista ruso

La experta en la figura de Chagall Dolores Durán Úcar, durante la presentación de la exposición de la obra gráfica del artista de origen ruso
La experta en la figura de Chagall Dolores Durán Úcar, durante la presentación de la exposición de la obra gráfica del artista de origen ruso

Redacción / La Voz

«Allí, donde las casas inclinadas se arremolinan / Allí donde sube la senda del cementerio / Allí donde corre un ancho río / Allí he soñado mi vida / Al anochecer un ángel surca los cielos / Un rayo blanco sobre los tejados / Me predice un largo, largo camino / Sobre las casas él arrojará mi nombre / Pueblo mío, es por ti por quien canto / ¿Te agradará acaso mi canción? / La voz que sale de mis pulmones / Está de pena y fatiga henchida /Es a ti a quien pinto / Flores, bosques, gentes y casas / Como un bárbaro coloreo tu rostro / Y día y noche te bendigo». El poema escrito por el propio Marc Chagall (Vitebsk, Rusia zarista, hoy Bielorrusia, 1887-Saint Paul de Vence, Francia, 1985) encierra de algún modo la personal poética que guio su libérrimo arte, un arte que él definía, sobre todo, como «un estado del alma» para negar de inmediato cualquier atadura o vínculo con corrientes como el impresionismo y el cubismo, pero que de algún modo lo influenciaron, siempre pasadas por esa intransferible lente que él teñía de cálida ironía.

Un visitante contempla dos de las obras de Chagall expuestas en la Fundación Barrié
Un visitante contempla dos de las obras de Chagall expuestas en la Fundación Barrié

El alma de este peculiar y sutilísimo arte puede vislumbrarse desde este viernes en la exposición Chagall. Fábulas y sueños, que organiza la Fundación Barrié en su sede de A Coruña, en colaboración con la Colección The Art Company, y que estará abierta al público -de forma gratuita- hasta el próximo 28 de junio.

Hijo de judíos hasídicos

En su poema como en su obra queda a la vista el hombre que fue, hijo de judíos hasídicos, que tuvo que dejar Rusia, su querido pueblo, porque su arte no era allí valorado y porque él sentía que debía buscar un lugar donde pudiese crecer y a la vez vivir de su trabajo.

«Ni la Rusia imperial ni la Rusia soviética me necesitan. No me comprenden. Soy un extraño para ellos. Estoy seguro de que Rembrandt me ama», decía. Fue así que emprendió lo que sería una existencia de errancia vital que lo llevó por París, Berlín, Metz, Estados Unidos y Jerusalén, pero que no lograría alejar su corazón de su Vitebsk natal, adonde volvería una y otra vez en su colorida obra.

Chagall es uno de los artistas plásticos más relevantes e inclasificables del siglo XX
Chagall es uno de los artistas plásticos más relevantes e inclasificables del siglo XX

Los motivos de su infancia pueblan sus sueños y nutren sus pinturas y sus grabados, que hablan de los tejados de las casitas de su pueblo, de la importancia simbólica de los animales -las cabras, sobre todo-, de los violines -como el que tocaba su tío-, de los templos y rabinos -lo sagrado-, del mundo del circo -que, en los días de su niñez, era la única ventana al mundo que se abría en su aislada ciudad-, de los cuentos que escuchaba en el calor del hogar familiar...

Todo bañado en una poesía muy peculiar entre onírica, fantástica y popular, y que situaba el amor en el eje de todo, ya que consideraba que era lo que realmente daba sentido tanto a la pintura como a la vida. En 1951 escribe: «Mi arte está ligado a los libros que he visto en los escritorios y en los estantes de la sinagoga; aquellos libros que toqué con mis pálidas manos».

Chagall es uno de los artistas plásticos más relevantes e inclasificables del siglo XX

Según destaca la fundación, el proyecto comporta «la mayor exposición en España de obra gráfica de Chagall», uno de los artistas plásticos más relevantes del siglo XX y también más inclasificable. El influyente crítico de arte estadounidense -muy relacionado con el movimiento abstracto norteamericano- Clement Greenberg afirmó: «En tanto que aguafuertista y litógrafo, Chagall se sitúa entre los mejores y no tiene rival, a excepción de Picasso, en este siglo [XX]».

A través de más de un centenar de obras, la muestra Chagall. Fábulas y sueños ofrece un recorrido por la obra gráfica que abarca un amplio arco temporal (que va 1927 a 1968) y que permite al visitante apreciar la evolución del artista de origen ruso no solo en el manejo de la plancha, o en su dominio de las diferentes técnicas de impresión, sino también en su rica trayectoria y su peripecia vital, como resalta la experta Dolores Durán Úcar.

Chagall realizó para el galerista y editor parisino Ambroise Vollard una serie de «gouaches» para ilustrar «Las fábulas» de La Fontaine
Chagall realizó para el galerista y editor parisino Ambroise Vollard una serie de «gouaches» para ilustrar «Las fábulas» de La Fontaine

Cuatro series

Articulada en cuatro series, la muestra comienza por los trabajos que hizo para el famoso galerista y editor parisino Ambroise Vollard, que le encargó ilustrar Las fábulas de La Fontaine y cuyo resultado fueron cien gouaches; continúa con las litografías a color que realizó en 1957 para embellecer un ensayo del estudioso del arte moderno Jacques Lasaigne; prosigue con la serie datada en 1960 y dedicada al Chagall litógrafo que reúne un conjunto de piezas que elaboró para el catálogo razonado de su obra; y concluye con la sección Poemas, que concita las ilustraciones que hizo para acompañar sus propios poemas, como el que abre esta información (Como un bárbaro).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Chagall y los sueños de la infancia