El documental de Andrés Sanz «El cuadro», destripando «Las meninas»

El filme pone en imágenes los numerosos matices -e incluso lecturas antagónicas- y misterios que rodean al lienzo, con espíritu de divulgación pero sin relajar el rigor

El actor Eusebio Poncela, en una de las dramatizaciones del documental «El cuadro»
El actor Eusebio Poncela, en una de las dramatizaciones del documental «El cuadro»

En el siglo XVII, el pintor Luca Giordano se refirió a Las meninas como «la Teología de la Pintura»; Goya lo reprodujo en uno de sus grabados; Manet calificó a Velázquez como «pintor de pintores»; Picasso hizo toda una serie de interpretaciones sobre el cuadro… Entre muchos especialistas está considerado el cuadro de todos los cuadros. Pintado en 1656 para Felipe IV, su valedor durante cuatro décadas y al cabo cómplice de su arte, su nombre no fue siempre el mismo, pero se fijó como La meninas cuando, en 1843, Pedro de Madrazo redactó la catalogación del Museo del Prado. Hasta ahí unas notas de contexto, porque lo que Andrés Sanz pretende con su documental es poner en imágenes los numerosos matices -e incluso lecturas antagónicas, como la defendida por la española Manuela Mena y el estadounidense Jonathan Brown- y misterios que rodean al lienzo, con ánimo divulgador pero sin marginar el tono riguroso e incluso académico. Al tiempo, había que favorecer el disfrute al público común.

Hace pleno, porque transcurrido el filme uno se queda con la sensación de haber aprendido mucho y, en una futura visita al Prado, poder pararte media hora ante el óleo, comprobando cuánto hay de cierto en lo expuesto. Es ante todo una reflexión sobre un tratamiento del espacio y la ubicación de los personajes apoderándose del mismo. Recurre Sanz a breves animaciones en playmation para facilitarnos una lectura empírica, incluidos los juegos de perspectivas, la orientación de las miradas, el papel de la infanta Margarita de Austria, centro de la pintura pero al tiempo rodeada de otros personajes, ninguno puesto por casualidad. El apoyo en testimonios de especialistas -la más ocurrente, la historiadora estadounidense Svetlana Alpers-, varios discordantes, otros escépticos y algunos categóricos en sus razonamientos hacen de El cuadro un impagable material didáctico y de servicio público, apostando por un modelo de documental que, bajo su apariencia convencional -se trata de que conozcamos un poco mejor a Velázquez y Las meninas-, introduce elementos cuasi experimentales que contribuyen a su fácil digestión.

«EL CUADRO»

España, 2019.

Dirección y guion: Andrés Sanz.

Fotografía: Javier Ruiz Gómez.

Música: Santiago Rapallo y Javier Adán.

Documental.

107 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El documental de Andrés Sanz «El cuadro», destripando «Las meninas»