Londres rinde tributo a la luz y la obra del maestro Sorolla

La gran exposición, que estará abierta al público a partir del próximo lunes, viajará a Dublín a mediados de julio


Londres / Corresponsal

Han pasado 111 años desde que Gran Bretaña acogió su única retrospectiva del pintor valenciano Joaquín Sorolla, un dato que hace más relevante la muestra que la reina Letizia y el príncipe Carlos de Inglaterra inauguraron este miércoles. Ocurrió en la National Gallery londinense, que abre así la gran exposición del «maestro español de la luz» en la que se agrupan retratos y escenas de la vida tradicional, así como sus obras más conocidas de paisajes y escenas de playa. La reina Letizia y el príncipe Carlos recorrieron la exposición en compañía de la bisnieta de Sorolla, Blanca Pons-Sorolla, y de otras personalidades del mundo del arte como el director del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Miguel Zugaza, y las hermanas y empresarias Alicia y Esther Koplowitz.

Hace más de un siglo, fue el propio Sorolla el encargado de la organización de la muestra en las galerías Grafton. Si en aquella fecha se le presentaba como «el mejor pintor vivo del mundo», el nuevo proyecto lleva por título Sorolla: maestro español de la luz y se presenta en Londres como la gran cita cultural del año.

El director de la National Gallery, Gabriele Finaldi, en declaraciones a La Voz, destacó la dificultad que ha tenido esta iniciativa, cuya puesta en marcha comenzó cuando era comisario de la pinacoteca en los años 90 y que finalmente se consagra ahora. «Espero que el público británico se vea seducido por Sorolla y sus pinturas», explicó Finaldi, quien añade en su elogio que «ningún otro pintor ha sido capaz de plasmar como él la luz mediterránea».

Tras el fallecimiento de sus padres por una epidemia de cólera cuando apenas tenía dos años, el joven Sorolla se formó en Valencia, Madrid y Roma, y el renombre internacional le llegó inicialmente de la mano de una serie de importantes obras de temática social, que precisamente pueden contemplarse ahora en Londres, como El retorno de la pesca (1894, París, Musée d'Orsay) o ¡Triste herencia! (1899, Colección Fundación Bancaja, Valencia), lienzo que durante 50 años permaneció en la iglesia de la Ascensión, en Nueva York, hasta que en 1981 fue devuelto a España.

«Sorolla fue un pintor de talento excepcional. Su maestría para captar la vida y el movimiento, a menudo al aire libre y en formato de grandes dimensiones, sigue siendo impresionante», añadió Christopher Riopelle, el comisario de la exposición, que resalta que el artista permaneció siempre comprometido con la representación de la vida española en toda su complejidad.

La exposición, abierta entre el 18 de marzo y el 7 de julio, reúne pinturas que repasan toda la carrera del pintor, incluidas obras maestras procedentes de colecciones públicas y privadas de Europa y EE.UU. Buena parte de las piezas son préstamo del Museo Sorolla madrileño. Desde Londres, la retrospectiva viajará a la National Gallery de Dublín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Londres rinde tributo a la luz y la obra del maestro Sorolla