«Animales fantásticos»: Más allá de Harry Potter

La segunda película es más oscura, con nuevo villano encarnado por Johnny Depp y un joven Dumbledore con la cara de Jude Law


El universo de J. K. Rowling, que, bien es sabido, no se circunscribe ya en este momento exclusivamente a Harry Potter, es rico en vocabulario e imaginario propios, más que reconocibles incluso para aquellos que no han sucumbido a su hechizo. Ello le ha permitido sobrevivir, y crecer, más allá del mago que sigue siendo su eje central.

Uno de los principales satélites surgido de esta fuerza centrífuga ha sido Newt Scamander, Magizoologista viajero que en los libros solo aparecía nombrado, y que aquí se hace con su segunda película propia. Todo aquello que un fan de Harry Potter espera encontrar se halla aquí: magos, encantamientos, criaturas fantásticas, lucha entre el bien y el mal… así como personajes reconocibles para los lectores de sus libros o espectadores de pasadas películas. Claro que, aviso, el mejunje de referencias a hechos y personajes puede resultar bastante lioso para los profanos en la materia.

Al igual que ocurría con los filmes de Harry Potter, Animales fantásticos comenzó con una película más «amable» y colorista, que servía como presentación del mundo en el que íbamos a adentrarnos, al tiempo que ejercía de prueba de mercado para estudiar la respuesta de los espectadores. Superada dicha prueba, continúa pues la evolución en una película más oscura que su predecesora; aparece un nuevo villano (Johnny Depp, con una de esas caracterizaciones extremas que tanto le gustan), se sientan las bases para una guerra posterior, vemos a un joven Dumbledore con el rostro de Jude Law, juega nuevamente con la idea del fascismo (pureza de la raza bajo el mando de un dictador), así como con el mito de Caín y Abel en su enfrentamiento hermano bueno-hermano malo, y el final abierto da paso a lo que se vaticinaba, la creación de una nueva saga.

Y, aunque Scamander no deja de ser un sucedáneo de Harry Potter, entretiene dignamente, lo cual es su misión fundamental, y, tirando de lugares comunes para los amantes de su universo, no defraudará a sus fans. Tenemos magia para rato.

Ficha técnica

«FANTASTIC BEASTS: THE CRIMES OF GRINDELWALD»

Reino Unido, 2018.

Director: David Yates.

Intérpretes: Eddie Redmayne, Jude Law, Katherine Waterston, Johnny Depp, Zöe Kravitz, Ezra Miller.

Fantástico.

134 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«Animales fantásticos»: Más allá de Harry Potter