La Fox también cancela el rodaje de una película sobre Corea del Norte

Estados Unidos acusa al país asiático del ataque informático a Sony

Dos trabajadores retiran un gran cartel en Hollywood que anunciaba el estreno de «The Interview», película cancelada por Sony.
Dos trabajadores retiran un gran cartel en Hollywood que anunciaba el estreno de «The Interview», película cancelada por Sony.

NUEVA YORK / CORRESPONSAL

El ataque informático a Sony no solo ha provocado la cancelación del estreno de The Interview; también se ha suspendido el rodaje de Pyongyang, otra película basada en una novela gráfica homónima del canadiense Guy Delisle y ambientada en Corea del Norte. Gore Verbinski, que iba dirigirla, explicó ayer lo sucedido en un comunicado: «Las cosas claras. Ayer [por el jueves] me dijeron que New Regency y Fox [productora y distribuidora del filme, respectivamente] han decidido no distribuir la película. Antes de lo ocurrido, la película tenía luz verde. Me han explicado que, tras lo ocurrido con Sony, Fox ha decidido no distribuir la cinta. Y sin distribuidor, New Regency se ha visto obligada a cancelar el proyecto».

Verbinski, director de la saga Piratas del Caribe, iba a comenzar el rodaje de Pyongyang el próximo mes de marzo en Corea del Sur. La película había sido descrita como un «thriller demencial» y se desconoce si aludía directamente al dictador norcoreano, como sí hacía The Interview, cuyo argumento era el encargo de la CIA a dos periodistas para que lo asesinaran. El actor Steve Carell, que iba a ser el protagonista de Pyongyang, tuiteó poco después de que se conociera la noticia de la suspensión de esta película: «Día triste para la creatividad».

Detrás de estas cancelaciones está el ataque informático a Sony, que ayer, oficialmente, el Gobierno estadounidense atribuyó a Corea del Norte. El FBI explicó que tiene pruebas suficientes de que este país está tras el robo de decenas de miles de correos electrónicos y otros materiales protegidos de Sony. Según el FBI, «la acción de Corea del Norte tenía la intención de producir un daño importante en un negocio estadounidense y de impedir que los ciudadanos norteamericanos hagan uso de su derecho a la libertad de expresión».

Los expertos aseguran que aunque la mayoría de los norcoreanos no tienen acceso a Internet, el gobierno de este país cuenta con un grupo de expertos hackers capaces de provocar grandes perjuicios. «Causaron mucho daño y vamos a responder (...), proporcionalmente (...), en el lugar y momento que escojamos», advirtió ayer Barack Obama. Pero el presidente de EE.UU. también criticó a Sony: «Creo que cometieron un error», dijo, y consideró que «no podemos tener una sociedad en la cual un dictador en alguna parte puede imponer la censura aquí».

El presidente de Sony Pictures, Michael Lynton, respondió a Obama poco después: «No hemos cedido, no nos hemos rendido, hemos sido perseverantes».

El mensaje que acompañaba al ataque informático amenazaba con «un final amargo» y «un nuevo 11-S» a las personas que fueran al cine a ver The Interview. Esos comentarios hicieron que las principales cadenas de cines estadounidenses decidieran no proyectar la película, al parecer siguiendo la opinión de sus abogados, que advirtieron de que si alguien moría en las salas de cine las empresas podrían verse obligadas a pagar fuertes indemnizaciones.

La Voz de Galicia
Lo sentimos, no hemos podido atender su petición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Fox también cancela el rodaje de una película sobre Corea del Norte