Retrato de un activista

M. A. F.

CULTURA

Con medios de producción más allá del cine indie pese a su modesto presupuesto de 15 millones de dólares, Mi nombre es Harvey Milk es también un serio candidato en varias categorías de los próximos Oscar.

09 ene 2009 . Actualizado a las 10:59 h.

Harvey deja su puesto en Wall Street y se muda a San Francisco con su compañero Scott Smith. Se convierte en un activista de la causa gay y se enfrenta a empresarios, sindicatos y políticos intolerantes. Sus victorias son cada vez mayores, lo que le vale también muchas amenazas.

Comentario

Al guionista Dustin Lance Black le impresionó el documental The Times of Harvey Milk, dirigido en 1984 por Rob Epstein y ganador al año siguiente del Oscar al mejor documental, y le animó a escribir el guión que finalmente rodaría Gus van Sant, autor de Drugstore Cowboy (1989), Mi Idaho privado (1991) o Elephant (2003), entre otras, y la implicación de Sean Penn en el papel principal. Con medios de producción más allá del cine indie pese a su modesto presupuesto de 15 millones de dólares, Mi nombre es Harvey Milk es también un serio candidato en varias categorías de los próximos Oscar, entre ellos al mejor actor para Penn. Rodada en San Francisco, entre enero y marzo del 2008, se centra en la etapa de activista de Harvey Milk, asesinado en 1978.