La llegada al centro de los buses interurbanos ya genera quejas

Usuarios de las líneas de Sada piden poder bajar en la estación


A Coruña / agencia

Solo hace ocho días que 12 líneas de transporte interurbano llegaban al centro de la ciudad. Tiempo suficiente para que surjan las primeras críticas hacia el Plan de Transporte.

Los usuarios de las líneas procedentes de Sada y gestionadas por la empresa Eliseo Pita lamentan la imposibilidad de hacer parada en la estación de autobuses. «Te dicen que el bus tiene que quedar vacío en Entrejardines. ¿Cuál es el motivo? ¿Por qué no puedo ir hasta la estación?», se pregunta José Barcia, un usuario que viaja a diario a Mera.

La única opción que les dan es efectuar parada en la cuesta de A Palloza. En dicha parada, en sentido salida, también hubo quejas desde el primer momento por la ausencia de una marquesina. «Cuando llueva a ver dónde nos metemos», decía una usuaria. Desde la Xunta han afirmado que corresponde al Ayuntamiento la colocación de dicha estructura en la parada.

«Me parece una buena medida la llegada al centro de los buses, pero que no condicione mi derecho a hacer parada en la estación. Aunque sea, que hagan una parada fuera al entrar en la ciudad», afirma José Barcia. Según este usuario, hay buses que sí están dejando pasajeros en la dársena.

Por otro lado, los taxistas coruñeses aseguran que la penetración de los interurbanos ha supuesto una reducción del 20 % de sus clientes. «Se nota en la gente que va al centro, además de en el tráfico durante las horas punta», afirma Sánchez Quindimil, de Tele Taxi. Es más pesimista Leopoldo Villa, de Radio Taxi: «Quisiera que me pasasen las estadísticas. No solo no ha bajado el número de coches, sino que ahora tenemos muchos más buses en calles conflictivas».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La llegada al centro de los buses interurbanos ya genera quejas