«Estar aquí disfrutando de cosas que solo han leído es increíble para ellos»

El Coro Safari de Uganda que cantó con Alejandro Sanz se alojó en Sada y dio allí un concierto gratuito al aire libre


a coruña / la voz

Cate tiene tan solo 13 años y ya ha cumplido el sueño de muchos, cantar delante de miles de personas. Sin embargo, ella tiene otra aspiración, quiere ser cirujana. Es una de las cantantes que forman el Coro Safari. Son treinta y tres niños y niñas de la escuela y orfanato Entebbe, en Uganda, que han viajado a España para participar en la gira de Alejandro Sanz. Una experiencia, en palabras de Mamá Débora, la responsable del coro, «increíble».

Mamá Débora es la impulsora de esta formación musical. Motivada por una infancia complicada, se decidió a que ningún niño tuviese que pasar por lo mismo que ella. Cuando tuvo su propia casa comenzó a adoptar niños, pero al llegar a 16 el espacio se le quedó pequeño y tuvo que abrir esta escuela orfanato.

Nzuri Daima es la fundación que está detrás de este proyecto. La oenegé consigue financiar los viajes de los pequeños cantantes mediante donaciones y con ayuda de sus voluntarios. También dan visibilidad al proyecto, ayudados por voluntarios que graban y editan vídeos o realizan fotografías de las actuaciones.

Los menores han pasado los dos últimos días en Sada, acogidos en casas de la zona. Cristina Santos Holgado, una vecina de la localidad, ha sido la responsable de organizar a estas veinte familias e incluso ofreció su propia casa para que pudieran pasar el día anterior al concierto descansando y jugando en la piscina todos juntos.

Todas las familias de acogida se juntaron ayer con los pequeños en un merendero junto a la playa. El Ayuntamiento de Sada colaboró proporcionando comida para todos. Después pasaron la tarde con las familias, disfrutando del entorno de la marina sadense.

El Coro Safari quiso agradecer al municipio su hospitalidad dando un concierto gratuito al aire libre en la plaza de San Roque que tuvo lugar ayer por la noche.

Mamá Débora afirma que «para los niños la posibilidad de estar aquí y ver cosas que solo habían podido leer en los libros es fantástica». Los pequeños tienen entre 9 y 16 años y son huérfanos o vienen de países problemáticos. Mamá Débora cuenta que «la madre de una de las niñas tiene un problema mental y al principio le costó mucho relacionarse. Ahora se la ve feliz con la familia que la acogió, incluso da abrazos y habla con todo el mundo. Esta vivencia cambia la vida de todos».

Los idiomas oficiales de Uganda son el suajili y el inglés, pero los integrantes del Coro Safari han aprendido a cantar también en francés, español e incluso catalán.

Además de con Alejandro Sanz, han colaborado con Los Charangos o los catalanes Teràpia de Shock. Y ya tienen editado un álbum propio, Joy’s Miracle, con versiones y canciones compuestas por una de las niñas, Joy Mutuuwa. Esta mañana partieron hacia San Sebastián, donde volverán a subirse al escenario.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Estar aquí disfrutando de cosas que solo han leído es increíble para ellos»