El PXOM de Sada llega con las uvas


Las dos últimas horas hábiles del año, las del 30 de diciembre desde las 22.00 hasta medianoche, han sido las elegidas por el alcalde de Sada, Benito Portela, para debatir el asunto más importante de la vida municipal en lustros: el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM). Una convocatoria «nocturna» y «alevosa», según el Partido Popular que, sin embargo, ha sido quien ha forzado la celebración del pleno, pese a que el tripartito que forman Sadamaioría, PSdeG y BNG lleva meses trabajando en los cambios del planeamiento para someterlo a votación.

Al PP le asiste la razón porque las tres formaciones rubricaron en julio un acuerdo de gobierno en el que se comprometían a llevar el Plan Xeral a pleno en seis meses y no han cumplido. Por eso el viernes pasado, los populares -que se fueron del gobierno con el documento concluido y con los informes favorables- solicitaron por registro la convocatoria de un pleno extraordinario, una petición que el alcalde atendió en los tres días siguientes, como marca el reglamento, y que resolvió fijando la sesión para el 30, justo cuando acaba el plazo legal de 15 días para hacerlo. Correcto, sí, pero al límite.

El PP no ha ahorrado calificativos para criticar la cita plenaria a las diez de la noche que es, en su opinión, una muestra de «lo más tenebroso de la ideología de la Marea», a la que acusa de «falta de transparencia», «oscurantismo», «despotismo» y «menosprecio a los vecinos» por el horario «estrambótico» de la sesión. Lo que quizá no sabían entonces es que el día 30 a las diez de la noche es probable que la sala de plenos tenga todavía público, porque a las ocho se celebrará el pleno ordinario de diciembre y tal vez en él se vote uno de los asuntos más importantes para los siguientes doce meses: el presupuesto municipal.

El gobierno local aseguró ayer que ha sido la coincidencia con ese pleno lo que ha llevado a convocar el extraordinario después e insistió en animar a los vecinos a acudir por la importancia de los asuntos, un argumento que a estas alturas al PP le arrancará seguramente una carcajada. Se rían o no, es lógico que reivindiquen el arduo trabajo de sacar adelante un Plan Xeral, como también lo es que Sadamaioría ejerza su derecho a gobernar y a cumplir sus compromisos, pero lo más lógico, sin duda, es que unos y otros debatan sin prisas un ordenamiento que ha tardado tanto y que dejen comer a los sadenses las uvas en paz.

Por MARÍA BALLESTEROS crÓNICA

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El PXOM de Sada llega con las uvas