Bastiagueiro, un aula sobre las olas

La playa oleirense se llena estos días de niños y jóvenes que se inician en el surf

c. a.
oleiros / la voz

El buen tiempo ha llegado por fin a A Coruña y a su área metropolitana, y con él la temporada de surf y de los cursos para iniciarse en el mundillo. La playa de Bastiagueiro es un símbolo de este deporte marítimo y una de las mejores zonas de toda Galicia e incluso de España para iniciarse en esta actividad, según comentan algunos monitores, debido a que se encuentra al final de la ría y no supone un riesgo tan grande como en playas de Arteixo o Ferrol.

Las escuelas encargadas de enseñar a niños y adultos a mantenerse en pie en la tabla y a coger las olas iniciaron ayer su actividad en el arenal oleirense aprovechando el cielo despejado, las temperaturas que alcanzaron los 22 grados y la tranquilidad del mar. Escuelas como la municipal de Oleiros o la Prado enseñan a los grupos de los campamentos de verano los conceptos básicos de un deporte que cada vez tiene más peso y tradición en Galicia. Los chavales ya disfrutan de sus vacaciones escolares y eligen actividades veraniegas para pasar el tiempo, entre ellas el surf cada año es la opción de más y más niños.

Claudia imparte un curso inicial e intensivo de cinco días a un grupo de niños de Oleiros. «Por fin tenemos buen tiempo hoy; esperemos que se mantenga», dice. «Yo creo que todos lo hacen bastante bien. Han ido aprendiendo durante la semana y ya se sostienen de pie y algunos hasta cogen sus paredes». Esta profesora de 22 años afirma que Bastiagueiro, con olas de entre medio y un metro, es perfecta para la iniciación al surf: «No suelen entrar olas de mucho tamaño, al menos en verano, y hay bastante seguridad. Además es la playa con estas características más cercana a A Coruña y eso se nota».

Eric es medio francés medio brasileño y tiene su propia escuela (Eric Ribiere Surf Academy). Lleva 20 años como surfista profesional y lo encontramos realizando el llamado bautismo con niños también de Oleiros de entre siete y once años. Explica que la clase clave es la segunda, en la que enseña las nociones básicas para no sufrir daño: «Es muy importante tener el conocimiento de por dónde entrar y por dónde salir a la hora de coger la ola». Reconoce que la playa de Bastiagueiro es mejor en la época de invierno: «Es una playa bastante protegida cuando el mar está bravo. En verano no es tan buena como en invierno pero, como es tan tranquila, eliminamos muchos riesgos en cuanto a la seguridad». Para Eric la seguridad es lo más importante, sobre todo a la hora de iniciarse en esta actividad y afirma que las corrientes no son peligrosas en esa zona de la ría.

Manuel es bilbaíno, aunque lleva ya 11 años en tierras gallegas. Es monitor también de Prado Surf pero lleva el grupo que está apuntado al campamento del concello de Oleiros. «Eu son vasco, pero para min esta é a mellor praia de España para a iniciación por unha sinxela razón: está ao final dunha ría e non entra moito mar de fondo, e ademais non ten ningún tipo de perigo como rocas ou outros surfistas», afirma. Manuel confiesa que el surf tiene mucho futuro en Galicia: «Isto é o novo Benidorm. O clima está cambiando, hai máis escolas e máis xente. En dez anos vaise notar moito o cambio».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Bastiagueiro, un aula sobre las olas