Fluido traspaso de poderes

El equipo de Xulio Ferreiro estudia los documentos entregados por el PP

Julio Flores, Martín Fernández Prado, Benedicto Álvarez, Iago Martínez y Rosa Gallego en la reunión.
Julio Flores, Martín Fernández Prado, Benedicto Álvarez, Iago Martínez y Rosa Gallego en la reunión.

a coruña

El PP facilitó ayer a la Marea Atlántica la documentación comprometida para facilitar el traspaso de poderes al nuevo gobierno local que encabezará Xulio Ferreiro tras el pleno de investidura de la corporación previsto para este sábado a las 11.00 horas.

El equipo del futuro alcalde ya ha comenzado a analizar los expedientes entregados por los populares, que consisten en la memoria de gestión de las distintas concejalías, la relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento, el estado de ejecución del presupuesto, y las memorias de actividad de la Policía Local, los bomberos y Protección Civil del 2014.

Los conservadores también les entregaron informes sobre los asuntos más relevantes de cada concejalía que ya están en marcha y que el nuevo gobierno tendrá sobre la mesa a partir del lunes. Se trata de 486 temas que van desde los convenios de Alvedro hasta 14 contratos municipales pendientes de adjudicación.

La documentación fue entregada en una reunión que arrancó al mediodía en el palacio de María Pita, en el despacho del todavía portavoz del PP, Julio Flores. Además de él por parte de los conservadores asistieron la concejala de Interior y Hacienda, Rosa Gallego, y el edil responsable de Urbanismo, Martín Fernández Prado. Por parte de la Marea acudieron dos de los miembros de mayor confianza del equipo de Xulio Ferreiro: Iago Martínez y Benedicto Álvarez.

El encuentro duró poco más de una hora. Álvarez calificó la entrevista de «cordial» y señaló que la Marea comenzaría a estudiarlo «de inmediato» con el fin de empezar a aplicar su programa de gobierno «a partir do luns».

Álvarez señaló que ese mismo día se pondrán manos a la obra para resolver asuntos como el nuevo contrato de la ORA y la grúa, que estaba en plena tramitación y fue paralizado por los populares tras conocerse los resultados electorales; la organización del San Juan, «que parece que está todo organizado»; o las transferencias del Ayuntamiento al Puerto para la obra de reforma de la Marina y el Parrote.

Por su parte, el portavoz del PP, Julio Flores, que también calificó el encuentro de «cordial», señaló que el objetivo del gobierno saliente «es facilitar un relevo dinámico y realizar un ejercicio de lealtad institucional para que la ciudad no sufra ni el más mínimo parón en su gestión».

Reuniones con PSOE y BNG

Ayer la Marea también tenía otra reunión prevista con el PSOE. Pero el encuentro fue pospuesto para hoy porque hubo un «retraso en la recepción» de la propuesta de la Marea, por lo que el PSOE no tuvo el tiempo suficiente para analizarla. Los socialistas se mostraron convencidos de que la reunión será «fructífera» y que la Marea dará «correspondencia, en lo relativo a las competencias del pleno, al nivel de compromiso que el PSOE manifestó dando su apoyo al cambio político».

La Marea también se entrevistará hoy con el BNG. Los nacionalistas no han resuelto si apoyarán la investidura de Xulio Ferreiro o se abstendrán. La decisión se tomará en una reunión del consello local del Bloque y se anunciará el viernes por la mañana. Dependerá del encuentro de hoy y de que la Marea garantice políticas «galegas e de esquerda» señalaron desde el BNG.

La Marea ocupará los escaños en los que se sentó el Partido Socialista durante 32 años

El pleno de investidura del sábado abre un nuevo tiempo político que se plasmará en la colocación de las distintas fuerzas.

Desde 1983, cuando el socialista Francisco Vázquez ganó su primera mayoría absoluta, se había mantenido la siguiente disposición. Las fuerzas conservadoras, primero AP y luego el PP, se sentaban en las bancadas a su derecha. El PSOE en las ubicadas a su izquierda y enfrente, debajo de la tribuna de público, los ediles del BNG y, en el último mandato, también los de Esquerda Unida.

Pero ese esquema, que se mantuvo casi intacto durante más de tres décadas, dará paso a un nuevo escenario tras la irrupción de la Marea Atlántica. Los ediles del PP mantendrán la bancada de la derecha. Otro tanto ocurrirá con el única concejala del BNG, que seguirá situada en uno de los dos bloques de asientos colocados enfrente del alcalde. Pero el PSOE tendrá que dejar los escaños que ha mantenido durante esas tres décadas. Ahora serán los nueve ediles de la Marea Atlántica los que se sentarán a la izquierda del alcalde, su cabeza de lista, Xulio Ferreiro. Hay espacio en esa bancada, compuesta de 16 asientos, para que los socialistas continúen en ella; pero dadas las estrecheces del mobiliario municipal es probable que se trasladen a los dos bloques de cuatro asientos situados frente al alcalde, que compartirían con la concejala nacionalista.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fluido traspaso de poderes