Los arqueólogos vuelven al tajo

El pavimento original de San Francisco, del siglo XIII, quedará a la vista

En los restos del convento de San Francisco está previsto dejar a la vista un pavimento de cantos rodados que tiene siete siglos.
En los restos del convento de San Francisco está previsto dejar a la vista un pavimento de cantos rodados que tiene siete siglos.

A Coruña / la voz

Hacer visible la enorme riqueza arqueológica que tiene la ciudad. Ese es el principal objetivo de iniciativas como el plan de recuperación de las murallas puesto en marcha por el Ayuntamiento coruñés. En la misma línea están las excavaciones arqueológicas en lugares como la fortaleza de Valparaíso, en Eirís, o en los restos del convento de San Francisco, en la Ciudad Vieja. En estos dos lugares está previsto que los arqueólogos vuelvan estos días al tajo. En esta nueva campaña, los trabajos tienen como objetivo principal el de consolidar los restos y musealizarlos con el fin de que facilitar el conocimiento y las visitas a los mismos.

Un «hotel» cinco estrellas

En el caso del convento de San Francisco, el pavimento encontrado en las excavaciones del año pasado ha sido cubierto con una capa protectora. Y es que se trata del suelo original del convento, datado en el siglo XIII y que está elaborado con cantos rodados.

Dejar al descubierto ese pavimento y señalizar estos restos arqueológicos son tareas previstas en la nueva campaña para este enclave que, en su día, era algo así como el único «hotel» cinco estrellas de A Coruña. Prueba de ello es que Carlos V y Felipe II se alojaron en el mismo cuando visitaron la ciudad. Claro que en esa época también tenía una gran demanda, «había cola», sostienen los historiadores, para ser enterrado en él. Con el fin de preservar este conjunto, las actuaciones prevén la habilitación de un camino perimetral que rodee el yacimiento y por el que los visitantes puedan pasear.

Algo similar pretenden hacer, desde la concejalía de Cultura, en Valparaíso: consolidar los restos de la última excavación y colocar césped en las estancias con el fin de evitar que la vegetación invasiva afecte a los muros de estos restos arqueológicos.

La intervención en el castro de Elviña recibirá la mayor inversión con más de 820.000 euros

La estrella de los restos arqueológicos de la ciudad sigue siendo el castro de Elviña aunque, como apuntaban algunos de los arqueólogos que han trabajado en el mismo, «es difícil entender la importancia y monumentalidad del castro». Para los próximos meses, la mayor inversión en la recuperación de restos arqueológicos y consolidación la hará la concejalía de Cultura en este castro. Y es que están pendientes de adjudicación de las obras de excavación presupuestadas en más de 820.000 euros y que permitirán consolidar los restos que se han ido descubriendo hasta la fecha. El objetivo es precisamente hacer visitable el castro, con la tercera entrada al mismo descubierta en la campaña del año pasado y que ahora será consolidada, dando acceso al lugar donde están las otras dos. Esas tres entradas serán precisamente el hilo argumental de la nueva musealización del castro de Elviña, que incluirá también el recubrimiento de algunos elementos cuando menos extraños al mismo.

De todos modos, la intención desde la concejalía de Cultura es que este plan de musealización y señalización de los restos arqueológicos se vaya extendiendo a todos los yacimientos de la ciudad con el fin de que cualquier persona que los visite tenga información sobre los mismos. Un caso concreto será el de los petroglifos de Punta Herminia o los diferentes tramos de murallas que se han ido recuperando.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los arqueólogos vuelven al tajo