La falta de nuevos proyectos hunde la inversión de la Xunta en la ciudad

El polígono de Morás en Arteixo será la principal obra del 2018 con 15 millones de euros


A Coruña / la voz

Sin nuevos grandes proyectos en marcha tras el fin de la tercera ronda y los viales subterráneos de la Marina, o la reforma de la Fábrica de Tabacos y la mejora de Urxencias del Chuac, la inversión pública de la Xunta tocará fondo en el 2018 en A Coruña, donde se mantiene la tendencia a la baja que ya se había detectado en los últimos ejercicios.

El principal proyecto en la ciudad será la construcción del centro público Amizar, que dará un nuevo uso a las antiguas dependencias de Sanidad en Gregorio Hernández, donde se centralizarán los servicios de Emprego y Política Social. Según los orzamentos de la Xunta, en el 2019 se dedicarán otros dos millones a ese proyecto para terminarlo.

La implantación de suelo residencial en el Ofimático (2,5 millones), la construcción de viviendas públicas (1,89 millones), las obras y equipamientos en las instalaciones sanitarias (1,78 millones) y el nuevo CEIP de Novo Mesoiro (1,1) millones, son las principales inversiones de la Xunta en la ciudad para el 2018.

Varios de esos proyectos estaban previsto ya para este año, pero se han visto retrasados por las diferencias entre la Administración autonómica y el Ayuntamiento. Entre ellos cabe señalar el centro educativo de Novo Mesoiro o un edificio de 40 viviendas de protección en el Ofimático. Otro tanto ocurre con el centro de salud de Santa Lucía, que también está pendiente desde hace años por diferencias políticas y ya no figura con una partida específica dentro de los presupuestos de la Xunta.

La estación intermodal, la principal infraestructura a la vista, se lleva poco más de 297.000 euros que servirán para redactar un nuevo proyecto después de que los cambios introducidos por el gobierno local obligasen a la Xunta a desechar el que redactó durante el año pasado. La administración gallega prevé dedicar a la estación 15,6 millones a la estación entre el 2019 y el 2020.

Mientras las inversiones en A Coruña palidecen, el gasto se incrementa en el área. El principal beneficiario es Arteixo, donde la Xunta prevé invertir casi 15 millones en el 2018 para avanzar en las obras del polígono de Morás, que se prevé terminar en el 2020 tras una inversión total de 85 millones. En la comarca también destacan los casi 2,2 millones que se destinarán al CEIP de Culleredo y diversas obras de abastecimiento y saneamiento en distintos puntos de la comarca, algunas de ellas pendientes desde hace ya algunos ejercicios.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, participó ayer en la ciudad en el acto para celebrar el 40.º aniversario de Aspace y destacó la apuesta realizada en materia social por la Xunta en A Coruña, que cifró en 30 millones de euros en este ejercicio, destacando que supone un 6 % más que el año pasado.

A Coruña adolece de cooperación política y planes para lograr fondos

El mandato municipal que arrancó en el 2015 lo hizo con la inercia de los grandes proyectos heredados de los gobiernos anteriores del PP, el bipartito PSOE-BNG o los socialistas en solitario. El fin de la tercera ronda, la Fábrica de Tabacos o las obras de la Marina dieron el frenazo definitivo.

Alfonso Molina lleva dos años parado, como la intermodal. También avanzan con retraso iniciativas más modestas, como el centro escolar de Novo Mesoiro o el de salud de Santa Lucía.

Entre otros factores, todos esos proyectos están marcados por las diferencias entre el Ayuntamiento de la Marea y la Xunta -o el Ministerio de Fomento en el caso de Alfonso Molina- del PP. Aunque el hecho de que haya gobierno de color distinto no impide que el Ejecutivo gallego haga colegios en Culleredo, o invierta en las estaciones de Santiago o Vigo. La diferencia es que en A Coruña esas disonancias parecen haberse llevado al extremo.

Cabe recordar que esos son proyectos heredados de gobiernos anteriores, y apenas quedan planes sobre la mesa en los que las grandes Administraciones - Xunta y Gobierno- puedan volcar inversiones fuertes en el futuro. ¿Dónde podrían hacerlo? La apertura al público de los muelles interiores es una gran oportunidad, pero el documento vigente para actuar allí -el plan general de urbanismo basado en los proyectos de Busquets- lleva dos años cuestionado, y el gobierno local -que tiene la competencias para modificarlo y también ahí se ha enfrentado a Xunta y Puertos- no ha aclarado qué cambios planea, ni ha negociado apoyos para aprobarlos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La falta de nuevos proyectos hunde la inversión de la Xunta en la ciudad