El practicante de Esteiro


Hace ya unos días nos dejó Suso Abad Bouza, Suso el Practicante de Esteiro, primero, y de Caranza después, ejemplo de bonhomía y cordialidad y gran racinguista. De hecho, a finales de los años 70, ejercía como ATS del club verde. Como decía una entrevista de Esteiro a Suso «el racinguismo se demuestra ejercitándolo» pues el inefable practicante ofrecía prestar sus servicios de manera altruista y lo explicaba de una forma tan sencilla como siempre fue su proceder en la vida: «Soy racinguista de toda la vida y porque si con mi ayuda puedo ofrecer algo al Rácing, lo hago plenamente convencido y satisfecho; aquí estoy, para aportar con toda fidelidad mis conocimientos en favor de un Rácing mejor».

Siro, en su maravillosa serie dominical en este diario, Ferrol onde eu nacín, bajo el evocador título «De practicantes e da lúa» se refería a Suso con una anécdota que sintetiza a la perfección el espíritu desinteresado del gran Suso»: Pero hoxe sinto moi vivo o recordo de Suso Abad, o filo de Viva Aranga,que cando meu pai tivo un infarto e o doutor Mejuto nos dixo que non o superaría, veulle poñer unha inxección, ás dúas da mañá, afectado, porque lle tiña moito aprezo, e nin sequera nos quixo cobrar».

Parafraseando a alguien que lo conocía bien «humano, cariñoso, dando ánimo y alivio a sus pacientes con pinchazos y sobre todo con palabras que curan» ¡Que cunda el ejemplo!

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags

El practicante de Esteiro