Sputnik, pero con mucho hielo

Se me hace raro ver a aquellos bebedores de tragos en llamas, a aquellos tipos que llegaban a tientas a los últimos garitos de la noche y pimplaban el agua de la fregona cuando se despistaba el dueño, hacerle ahora ascos a un chute de AstraZeneca.


He visto a las mejores mentes de mi generación lamer la barra de un antro porque se les había derramado un poco de whisky al rellenar el chupito. Un whisky que sabía más a Scotch-Brite que al otro Scotch, pero que había que aprovechar hasta la última gota por si en el siguiente bareto ya no quedaba pasta para abrevar.

Hubo noches en los noventa en que era mucho más peligroso encender un pitillo en ciertos pubs del Orzán que en la mismísima refinería, porque el garrafón de nuestro aliento era bastante más inflamable que el petróleo que le corre por las venas a Coruña.

Aquellas madrugadas, trasegábamos líquidos en vaso de tubo que ahora estarían prohibidos incluso para limpiar el baño, porque alterarían el pH de las aguas residuales. Se ve que nuestros estómagos eran en ese tiempo más resistentes que las letrinas.

No sé ahora -ya estoy prejubilado de la noche-, pero en aquella época amanecíamos en locales que hacían que la cantina de Star Wars nos pareciese el Manhattan y Chewbacca, uno de sus elegantes camareros con pajarita.

Será que voy mayor, o que Alvite y Ernie Loquasto ya no reciben en el Savoy, pero se me hace raro ver a aquellos bebedores de tragos en llamas, a aquellos tipos que llegaban a tientas a los últimos garitos de la noche y pimplaban el agua de la fregona cuando se despistaba el dueño, hacerle ahora ascos a un chute de AstraZeneca.

No recuerdo que hace treinta años los mismos que se ponen remilgados con una vacuna de importación le preguntasen al barman de qué marca era el brebaje que nos vendía como ginebra.

Será que aún me queda algo de aquella sed histórica, pero cuando me pregunten si Pfizer, AstraZeneca o Sputnik, tengo claro que diré:

-De lo que haya, pero en vaso de tubo y con mucho hielo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

Sputnik, pero con mucho hielo