Residencia 1863, un retiro para escribir y descubrir A Coruña

montse carneiro A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

CESAR QUIAN

Yolanda Castaño y la Xunta presentan las nuevas becas literarias creadas por la poeta, dirigidas este año a traductores

16 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«O vínculo que un escritor crea co lugar no que desenvolveu unha obra é un vínculo enormemente especial e sen dúbida imborrable», contó ayer la poeta Yolanda Castaño, y esta conexión vital alienta la residencia artística que traerá a un traductor extranjero para verter en A Coruña una obra gallega a su idioma. El lugar, un bonito apartamento con balcón rehabilitado por la poeta en una casa marinera construida en Riego de Agua en 1863 -el año en que Rosalía publicó Cantares gallegos, «o ano do noso Rexurdimento literario», recordó-, servirá de refugio al ganador de la beca durante todo el mes de mayo para que «poda afastarse dos seus quefaceres, das súas obrigas e tamén das súas distraccións e concentrarse de cheo no seu traballo de creación», explicó Castaño. A su marcha llevará consigo la ciudad, como aquel escritor que se hizo forofo del Dépor y reservaba los domingos para ir a Riazor, o como la dominicana Eli Villamán, que llamó Luchana -la calle que veía cada mañana enfrente de su casa coruñesa- a una calle de una de sus obras.

Existen múltiples ayudas para el libro, explicó la promotora de la iniciativa, para empresas, editoriales, distribuidoras o librerías, pero no abundan las dirigidas al autor, siempre falto de oxígeno en ese proceso de creación sin el que no se concibe nada. Y ahí reside su significado. Desde el 2019, escritores de Georgia, Bolivia, Holanda o Filipinas encontraron aquí el retiro soñado para escribir

La Xunta, primer apoyo

En el 2021 la novedad vendrá de la mano de la Consellería de Cultura, la primera institución pública de Galicia que se implica en el programa, a fin de incorporarlo al catálogo del Xacobeo 21-22, prorrogado un año a causa de la pandemia. «Era preciso levar a cabo propostas como esta que nos permiten promover o intercambio internacional e levar obras literarias galegas por todo o mundo desde o mesmo contexto cultural onde se crearon», subrayó el secretario xeral de Cultura, Anxo M. Lorenzo, que animó a «incentivar o extraordinariamente importante labor da tradución».