Investigadores del Geama: «Invertimos en formar a investigadores que luego se van»

El ingeniero Luis Cea y el geólogo Jordi Delgado, miembros del Geama, el grupo más competitivo de la UDC en el 2020, alertan de la imposibilidad de retener talento


a CORUÑA / LA VOZ

En dos años el grupo de investigación en Enxeñaría da Auga e do Medio Ambiente de la UDC ha firmado la friolera de 69 contratos, captado 8,7 millones de euros y participado en 26 proyectos competitivos, internacionales unos cuantos y uno en particular, sobre sistemas de alerta de emergencias por inundaciones, financiado por el programa Interreg. Son 35 investigadores instalados en el campus de Elviña y distinguidos este año con el premio Impulso del Consello Social de la UDC. Cuando se creía que los fondos lo eran todo para la ciencia, el geólogo Jordi Delgado centra el asunto.

Jordi Delgado. Más que los económicos, los recursos humanos son lo fundamental. Y no está en nuestras manos estabilizar a un investigador. Es un problema estructural de la universidad y la investigación en España. Tenemos recursos económicos, limitados, pero tenemos, y sin embargo, la parte de personal, que exige inversión a más largo plazo, no está reconocida. Hay investigadores que se forman a muy alto nivel y terminado ese período se tienen que marchar. Y eso es una pérdida.

Luis Cea. Se forman, realizan la tesis, hacen los contactos posdoctorales en el grupo, invertimos en ellos y después se van.

Pregunta. ¿Qué proyectos llevaron al grupo a ser uno de los más competitivos de la UDC?

J.D. Hemos desarrollado algunos bastantes singulares. Durante más de diez años nos encargamos del seguimiento de la restauración de la mina de Meirama, posiblemente el estudio con más proyección nacional e internacional. O algunos actuales, como los programas de gestión de inundaciones y sequías de la mano de la Xunta.

P. ¿Hay resultados?

L.C. Sí, claro. Nosotros desarrollamos un modelo para evaluar el riesgo por inundaciones que se está utilizando en toda España y en Sudamérica para establecer las zonas más sensibles. En poco tiempo tendremos operativo un sistema de alerta temprana con el que la Xunta podrá avisar a la población y a los ayuntamientos a través de Protección Civil cuando haya riesgo de inundación. Con el cambio climático va a aumentar y tenemos que estar preparados para disminuir el daño potencial que puede provocar. Los resultados nos muestran que la investigación aplicada tiene consecuencias en la sociedad.

P. ¿Siguen trabajando en Cecebre?

J.D. En Cecebre pusimos en marcha el único observatorio ecológico de la península Ibérica de la red de monitorización internacional Gleon, y también estamos trabajando en algo que tiene mucha actualidad por la percepción de la calidad del agua en la ciudad: los problemas de turbiedad, un fenómeno natural molesto pero en el que la salubridad nunca está en riesgo.

P. ¿Llegará a hacerse el túnel para llevar agua del lago de Meirama a Cecebre?

J.D. La disponibilidad del agua fluctúa con el tiempo y en cinco o diez años tendremos un episodio de sequía y necesitaremos recursos y herramientas para gestionarla. Meirama nos proporciona una masa de agua de muy buena calidad para suplementar Cecebre. No sabemos cuándo, pero es indudable que se va a producir.

«Fue como un flechazo. Solo teníamos en común el mar, pero a partir de ahí, ¡a volar!»

La «start-up» Bima, fundada hace un año por los jóvenes Hugo Regalado e Iván García y especializada en sistemas de información geográfica aplicados al medio marino, recibe uno de los premios anuales del Consello Social de la UDC

Se conocieron en un programa de emprendimiento de la UDC y el Santander. Hugo Regalado, extremeño, presentó una idea relacionada con el control de los recursos pesqueros madurada en sus prácticas en la cofradía coruñesa. Iván García propuso un proyecto portuario sobre entrada y salida de barcos.

«Fue como un flechazo. Solo teníamos en común el mar; él es biólogo marino y yo vengo de Náutica. Pero a partir de ahí, ¡a volar! A la semana de conocernos estábamos trabajando juntos», explica Iván García del germen de Bima, una firma que se abre camino en un sector «que pedía a gritos una digitalización» y ofrece servicios derivados de sistemas de información geográfica procedente de distintas bases de datos, «cada una de su madre y de su padre», sobre el medio marino.

Seguir leyendo

También en A Coruña

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Investigadores del Geama: «Invertimos en formar a investigadores que luego se van»