A Coruña / La Voz

Dia tranquilo en IES Rafael Dieste en el que este lunes, primer día de la vuelta a clase tras el confinamiento por el coronavirus, han asistido 21 alumnos de 65 que hay en segundo de bachillerato. Gel hidroalcoholico en la entrada del centro, separación de dos o más metros entre los pupitres y todos los alumnos y profesores con mascarilla.

“Es raro volver a clase en estas circunstancias, pero como en casa no me organizo bien, quise venir para ver un poco como va todo”, cuenta Jacqueline Ferrin, una de las siete alumnas que había en la clase de biología.

Galicia entra hoy en la fase 2 de desescalada con una peculiar vuelta al cole en pleno mayo. Los alumnos de segundo curso de bachillerato y FP que lo deseen tienen la posibilidad de continuar con las clases de manera presencial y por eso los centros de la ciudad han adecuado los espacios en tiempo récord para poder recibir esta mañana a todos aquellos que escojan volver a las aulas, ya que es optativo.

Salón de actos reconvertido en aula en el centro Fernando Wirtz de A Coruña
Salón de actos reconvertido en aula en el centro Fernando Wirtz de A Coruña

En algunos institutos, como en el Fernando Wirtz, han transformado hasta el salón de actos en aula para así ganar superficie y facilitar el distanciamiento con el objetivo de minimizar el riesgo de contacto ante el coronavirus.

Susana Agra, directora del CIFP Ánxel Casal, donde han instalado dispensadores de gel
Susana Agra, directora del CIFP Ánxel Casal, donde han instalado dispensadores de gel

«Adaptamos o centro de acordo coas normas de seguridade, cumprindo a distancia entre pupitres», explica por su parte Susana Agra, directora del CIFP Ánxel Casal, donde cuentan además con gel hidroalcohólico para la desinfección.

También en el IES Rafael Dieste los bachilleres recibirán clases hoy con dos metros de separación. «Hicimos una encuesta para saber cuánto iban a venir y luego medimos la clase para separar las meses», cuenta Isabel López, vicedirectora del centro.

Pupitres con bolas verdes

Además, «hay unas bolitas verdes que indican los pupitres que se pueden utilizar» y «el nivel de limpieza es mayor», señala.

Ana Vidal, jefa de estudios del centro, explica que «os profesores que son personas de risco seguirán coas clases telemáticas e os alumnos que decidan seguir on line non estarán desatendidos en ningún momento». Cree que esta nueva situación «distorsiona o ritmo de traballo ao que se adaptaran os profesores», que, según ella, hicieron un trabajo «de aplauso» estos dos meses. «Coordinándonos como puidemos eles conseguiron rematar o temario e estas semanas utilizaranas para repasar e resolver dúbidas», apunta. También la vicedirectora habla de ese «trabajo extraordinario» de unos docentes «que estuvieron a la altura en todo momento». «Los alumnos van igual de preparados para la ABAU que de la otra forma», asegura.

Iria Ferrín cursa 2º de cocina en el CIFP Paseo das Pontes
Iria Ferrín cursa 2º de cocina en el CIFP Paseo das Pontes

«Faltou información, o venres aínda non se sabía cando íamos voltar»

Iria Ferrín es alumna de segundo curso de cocina y pastelería en el CIFP Paseo das Pontes. «Volvo con medo e con ganas ao mesmo tempo porque non sei como vai ser iso de ter que usar mascarilla, manter os metros de seguridade...», explica. Pese a que no pudieron realizar prácticas debido a la pandemia del coronavirus, cuenta que «estivemos facendo un traballo que as substitúe. Non é o mesmo pero foi unha boa idea para poder seguir co curso». Destaca la falta de información, puesto que «o venres pola mañá non sabíamos cando íamos voltar».

«Algúns rapaces optaron por aprazar as prácticas ata setembro»

Carmelo Sanjorge es profesor de cocina y pastelería en el CIFP Paseo das Pontes. Asegura que en los últimos días tanto los docentes como los alumnos «estivemos desinformados totalmente de como sería a volta ás clases presenciais». Resalta la importancia que tiene «preparar ben as aulas para evitar posibles contaxios, sobre todo aqueles que temos clases prácticas», algo que el centro estuvo haciendo la semana pasada.

Sanjorge lamenta los muchos trastornos ocasionados por la pandemia: «É un asco», dice, ya que «os alumnos que ían facer prácticas en empresas tiveron que substituílas por un traballo final». Con todo, espera que «os que optaron por aprazalas, poidan retomalas en setembro. É coma o colofón final».

Lucía estudia segundo de bachillerato en el IES Eusebio da Guarda
Lucía estudia segundo de bachillerato en el IES Eusebio da Guarda

«Só podemos estar 12 por aula e non podemos pasarnos folios»

«Aínda non temos horario fixo. Como delegada de clase, fago reconto dos que imos asistir de maneira presencial e pásollo ao profe, xa que só podemos estar 12 en cada aula», cuenta Lucía González. Cursa 2º de bachillerato en el IES Eusebio da Guarda y está «contenta de poder volver porque hai asignaturas como matemáticas nas que hai que debuxar e é complicado a través dunha pantalla». Hoy tienen clase de «lingua castelá e bioloxía» y será «raro» porque «non podemos pasarnos folios entre nós nin movernos pola aula e temos que manter as distancias de seguridade en todo momento».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
3 votos
Comentarios

Vuelta a clase «con ganas e medo»