Quince días para empezar la Ciudad de las TIC

La UDC espera que en dos años haya actividad en las instalaciones de la fábrica de armas


A Coruña / La Voz

Por primera vez en mucho tiempo, la fábrica de armas tiene por delante un futuro esperanzador. Los intentos previos de que las instalaciones de Pedralonga siguieran con su uso industrial acabaron en fracaso: no se llegaron a fabricar los discos duros que de allí iban a salir y en los cuatro años que estuvo cedida a Hércules de Armamento, no se hizo ni una bala.

Desde ayer la fábrica está en manos de la Universidade da Coruña para poner en marcha la Ciudad de las TIC, que aspira a convertirse en el gran polo tecnológico de Galicia. Falta la toma posesión de las instalaciones, en 15 días, pero se trata de un trámite, porque la cesión por 25 años prorrogables otros tantos, se firmó en la Delegación del Gobierno en un acto con el aire de las grandes ocasiones.

Firmaban el rector, Julio Abalde, y el director general de Infraestructuras de Defensa, Juan Emilio Muñoz, ante la mirada del secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, pero la sala estaba llena. En el público, la alcaldesa, Inés Rey, el presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, y el director del Igape, Juan Cividanes, entre otras autoridades, con el delegado del Gobierno, Javier Losada, como anfitrión. Como invitados, también Roberto Teijido, quien durante muchos años lideró la lucha sindical por mantener en la fábrica la actividad y los empleos, y el también sindicalista José Carrillo

Actuación innovadora

«Estamos ante una expresión más del compromiso del Ministerio de Defensa con la sociedad», dijo Olivares, quien aseguró que la investigación en nuevas tecnologías no solo será buena para la sociedad y la economía, sino también para el propio ministerio. «Siempre hemos atendido los proyectos innovadores que han sido puestos sobre la mesa», dijo sobre la historia de la fábrica de Pedralonga.

Con la firma culmina el largo proceso de recuperación de la concesión, en manos de Hércules desde el 2014. El delegado del Gobierno se implicó desde el 2018 en ese proceso, que dio como resultado la salida de la empresa, que nunca había pagado el canon ni puesto en marcha producción alguna, la semana pasada.

«El paso que estamos dando hoy es el inicio de una magnífica aventura», dijo Losada.

La fábrica está llamada a convertirse en el primer polo tecnológico de Galicia. No será algo inmediato, sino «muy a largo plazo», como recordó el rector, Julio Abalde. Hay espacio para crecer lo necesario y hay también un gran número de empresas interesadas en instalarse allí, lugar en el que también habrá centros de formación e investigación de la propia UDC. 

Creación de empleo

Se estima que solo 15 empresas que mostraron su disposición a mudarse a Pedralonga aportarán unos 2.500 empleos. Todo ello hay que concretarlo ahora. Por el momento hay un compromiso por parte del Igape de aportar 8,3 millones de euros, pero los fondos para actuar en un lugar de esas características serán necesariamente mayores y ahora toca, dijo Abalde, concretar esa financiación, en la que también tendrá que implicarse el sector privado. El proyecto de la Ciudad de las TIC todavía no ha sido oficialmente presentado, lo será, dijo Abalde, dentro de dos semanas, si puede ser, dentro de la propia fábrica de armas, cuyo estado tendrán que examinar una vez reciban las llaves.

Tocará entonces encargar el proyecto arquitectónico para recuperar las naves y preparar esos espacios para sus nuevos usos. El rector se fija como objetivo que la primera empresa o el primer edificio de la propia universidad esté funcionando en un plazo de dos años, es decir, en el invierno del 2022. Son 24 meses, pero en los tiempos de la Administración, no lo es tanto, y menos si se tiene en cuenta que todavía falta por analizar el terreno, redactar el proyecto y asegurar las financiación.

Ningún margen de maniobra para revertir la venta de los terrenos de la Maestranza

El secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, indicó tras el acto que no había margen de maniobra alguno para que los terrenos de la Maestranza pasaran a manos del Ayuntamiento. Olivares explicó que, legalmente, Defensa solo puede vender su suelo desafectado a precio de mercado, incluso a otros ministerios.

La fábrica de armas entra también en ese ámbito. La UDC tiene opción a compra, pero esta tendrá que ser a precio de mercado y, en caso de recalificación posterior, Defensa se llevaría el 50 % de las plusvalías.

Un contrato por medio siglo y un canon de 260.000 euros al año

El convenio supone la cesión a la Universidade da Coruña de 127.000 metros cuadrados de la fábrica de armas, una parcela que tiene 30.000 metros cuadrados ya construidos. El suelo de Defensa en ese ámbito supera los 270.000 metros cuadrados en total, pero no todo será para la Ciudad de las TIC. La universidad lidera la creación de la Ciudad de las TIC junto al clúster que agrupa a las empresas en Galicia de ese sector. Todas las Administraciones han brindado su apoyo al proyecto. La UDC, como adjudicataria, tendrá que abonar un canon anual a Defensa -un alquiler- de 260.000 euros, si bien durante los tres primeros ejercicio no tendrá que hacerlo. Sí después, cuando, en teoría, el principal polígono tecnológico de Galicia ya esté en funcionamiento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Quince días para empezar la Ciudad de las TIC