Bosques comestibles, uno de los retos a alcanzar

Miguel Ángel Roig, Rubén Escudero y Jaime Vilasoa recuperan «la cultura de leira»

Rubén Escudero, Jaime Vilasoa y Miguel Ángel Roig, en Os Biosbardos
Rubén Escudero, Jaime Vilasoa y Miguel Ángel Roig, en Os Biosbardos

A Coruña

Para Miguel Ángel Roig, Rubén Escuredo y Jaime Vilasoa el nuevo decenio empieza con las manos enfrascadas en un objetivo: el desarrollo de Os Biosbardos, un proyecto de agricultura ecológica basada en los principios de la permacultura y los bosques comestibles en el lugar de Lendoiro, en Cambre. Es la recuperación de la «cultura de leira», aseguran. «Estas tierras llevaban 16 años llenas de silveiras. En un principio iban a ser la ampliación del polígono del Espíritu Santo, pero con la crisis se cambiaron los planes», recuerda Miguel Ángel Roig, que cambió su trabajo de desarrollo tecnológico en una empresa por esta iniciativa de agricultura 100% ecológica y sostenible: «Un día conocí a Rubén, que tiene la cooperativa A Flor da Vida, de jardinería regenerativa, y lo tuve claro. Al día siguiente lo llamé y así empezó Os Biosbardos». El proyecto arrancó en abril del año pasado: «Mi misión es crear un espacio de colaboración».

«Demostrar que un sistema de agricultura sostenible y regenerativo es rentable». Los tres recuerdan que empezaron de cero en las 5 hectáreas que ocupa el proyecto: «No había luz ni agua». Ahora en Os Biosbardos hay un camino que da la bienvenida a los que se quieren acercar allí, un contenedor marítimo recuperado y convertido en almacén con las herramientas básicas, un burrito, Telmo («el símbolo de Os Biosbardos») y siete ovejas, y una huerta con productos de temporada que venden a todos los que se acercan hasta allí. «Queremos poner en valor el término leira, integrar a la gente y al entorno».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Bosques comestibles, uno de los retos a alcanzar