Las inversiones de la Xunta para proyectos específicos repuntarán en el año electoral

El gasto sube 20 millones y se centra en obras industriales, sociales y educativas. REACCIONES: Gonzalo Caballero tacha los Orzamentos de «engano para camelar aos galegos»


A Coruña

La presentación de los presupuestos de la Administración suele derivar en guerras de cifras. El Gobierno de turno destaca sus elevadas partidas de inversión, su gasto social o su impulso a la economía; la leal oposición recuerda los incumplimientos, señala las carencias o apunta a su falta de ambición. Lo único indiscutible son los número sobre el papel, aunque no del todo.

En los presupuestos hay partidas concretas, «tanto dinero para tal proyecto», y partidas genéricas, que engloban por ejemplo todas las obras previstas en los centros de salud en una provincia.

Esa distinción suele provocar discrepancias entre el Gobierno y la oposición, que a veces denuncia la falta de fondos para una inversión específica, mientras el Ejecutivo señala que está incluida en una partida general.

Más allá de ese debate, en las cuentas de la Xunta para el 2020, año de elecciones autonómicas, las partidas para proyectos concretos en A Coruña y su área metropolitana han aumentado. La Xunta ha desglosado partidas que rondan los 59,4 millones de euros, lo que supera con creces los 38,5 de este ejercicio, los casi 31 del anterior o los 27,6 del 2017.

Así, la inversión de la Xunta en proyectos concretos ha ido creciendo en los últimos presupuestos, pero ningún incremento es comparable al previsto para el próximo ejercicio, cuando se multiplicará por más de dos el gasto que se consignó en el 2017.

Las dos principales obras

Un polígono y una residencia. El incremento del gasto está marcado por dos grandes proyectos: el polígono industrial de Morás, en Arteixo, y la construcción de una nueva residencia de mayores de 150 plazas en Eirís, en las inmediaciones del Chuac.

La construcción de Morás ha sido durante los últimos años el principal foco de atracción de la inversión autonómica. En el 2017 contó con una aportación de 4,1 millones de euros, pero en los dos ejercicios siguientes superó los 12 millones, situándose como principal obra en la comarca.

Es decir, no se trata de un nuevo proyecto -de hecho empezó a tramitarse en el 2001- pero su construcción ha cobrado peso durante los últimos años con el crecimiento del puerto exterior de punta Langosteira y la decisión de grandes empresas, como Estrella Galicia, de realizar importantes inversiones allí.

Por otro lado, la nueva residencia de mayores de Eirís es la obra más importante de la Xunta en la ciudad desde la reforma de la Fábrica de Tabacos. Estará financiada por la Fundación Amancio Ortega, que impulsa la construcción de siete grandes residencias en las principales urbes gallegas.

Otros grandes proyectos

Vía Ártabra y centro Amizar. Los otros dos grandes proyectos también se reparten entre el área metropolitana y A Coruña.

El mayor de los dos es el centro Amizar, que abrirá en la antigua sede de Sanidade y alojará las entidades sociosanitarias de la ciudad y otros servicios. La Xunta prevé invertir un total de 6,7 millones de euros en la reforma de ese edificio. El proyecto, como tantos otros, viene de atrás. En los presupuestos del 2018 ya figuraban 2,1 millones para el inicio de los trabajos sobre el terreno, pero aún no han empezado.

La prolongación de la vía Ártabra recibirá casi seis millones de euros en el 2020. Una vez más se trata de un proyecto que viene de atrás, y que ha sido objeto de controversia. El enlace de la AP-9 con esa vía de alta capacidad a través de Cambre no gusta a los vecinos de esa localidad ni tampoco a su gobierno local. En el otro extremo, Oleiros defiende que es preciso terminar la infraestructura y celebró la decisión de la Xunta de reactivarla.

Los seis millones previstos para el 2020 son una indicación de que no está previsto dar marcha atrás en el proyecto. De todas formas, su impacto en el esfuerzo inversor de la Xunta se dejará sentir en el futuro, ya que están previstas partidas de 11 y 10 millones para los años 2021 y 2022.

LAs nuevas apuestas

Educación. Los presupuestos recogen una inversión de 400.000 euros para la rehabilitación del IES Eusebio da Guarda, que continuaría en el 2021 con otra aportación de 800.000 euros.

También figura una partida de casi 730.000 euros con el fin de terminar las obras del CEIP de Novo Mesoiro, que ha sido una de las principales obras de los últimos presupuestos gallegos.

En el área metropolitana está previsto un desembolso de 600.000 euros para la construcción de un aulario infantil en Coirós, y además se incluye una partida de 50.000 euros para la construcción del nuevo CEIP de Arteixo. Se trata de una partida inicial, ya que en el 2021 y el 2022 están previstos otros desembolsos de 1,9 y 2,05 millones con el fin de terminar los trabajos.

Servicios sociales. Además de la residencia de Eirís y el espacio Amizar, el proyecto de presupuestos incluye nuevas inversiones en infraestructuras sociales. La Xunta prevé invertir dos millones de euros en el antiguo Santiago Apóstol para mejorar la accesibilidad y la eficiencia energética. Además está previsto gastar 200.000 euros en la residencia de mayores Torrente Ballester y otros 500.000 en el centro de menores San José de Calasanz.

Movilidad

Otra promesa de futuro. La prolongación de la vía Ártabra es, salvo que aparezcan nuevos proyectos, el probable foco de inversión de la Xunta en la comarca durante los próximos años.

En el caso de A Coruña, el foco también debería estar puesto en otra infraestructura que debe mejorar la movilidad. Se trata de la estación intermodal, para la que en el 2020 está prevista una inversión de casi 365.000 euros.

Sin embargo, en los propios presupuestos se prevé una inversión de 26,7 millones de euros para el año 2021. Es evidente que esos fondos no se gastarán en exclusiva en ese año, sino que las obras se prolongarán hasta el 2023, cuando está previsto que finalicen los trabajos.

Área Sanitaria

El proyecto estratégico. La Xunta prevé invertir dos millones de euros el año que viene en el Chuac. La mayor parte de esos fondos se destinarán a la reconversión de las antiguas instalaciones de Urgencias, que albergarán los hospitales de día de Hematología, Oncología y Alergias, además de un área polivalente, una zona de hospitalización y una nueva unidad de cuidados intensivos. Pero además, de esa partida saldrán los fondos para los estudios previos del nuevo centro hospitalario de la ciudad. Aunque está por decidir si se amplían las actuales instalaciones del Chuac, con el fin de incrementar hasta en un 50 % la superficie actual, o se construye un nuevo centro hospitalario, con su posible ubicación en los terrenos de la fábrica de armas.

Las dudas deberían prolongarse durante poco tiempo. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, anunció hace unos meses que antes de fin de año se tomaría una decisión sobre el centro.

La Xunta prevé otras mejoras en los hospitales, con una inversión de 1,1 millones en equipamientos y nuevas tecnologías para el Chuac, y una partida de para mejorar los accesos al hospital materno infantil.

Otras inversiones

El casco histórico y la vivienda. Además se prevén distintas inversiones para urbanismo y vivienda. El plan Rexurbe, con el que se comprarán edificios del casco histórico para recuperarlos y destinarlos a alquiler, contará con un millón de euros. Las áreas de rehabilitación integral de la ciudad sumarán dos millones de euros y la construcción de viviendas en el parque Ofimático contará con tres millones.

A esas cantidades hay que añadir otras inversiones previstas en el área metropolitana, en especial en materia de saneamiento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las inversiones de la Xunta para proyectos específicos repuntarán en el año electoral