A Coruña, más sucia desde el 2015

La ciudad se desploma 17 puntos en el estudio de satisfacción de la OCU. Es la que más baja junto a Guadalajara, mientras que Vigo es la tercera mejor de todo el país. Participa en nuestra encuesta: ¿Es A Coruña una ciudad sucia?


A Coruña

A Coruña está sucia. Lo dicen sus propios vecinos en el estudio elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre satisfacción ciudadana con la limpieza urbana. El estudio sitúa a la ciudad entre las urbes peor puntuadas, en el puesto 14 por la cola de 60 núcleos urbanos de todo el país.

Entre las ciudades gallegas analizadas por la OCU, solo Lugo obtiene una puntuación peor que A Coruña, y por un escaso margen de dos puntos. Por delante se sitúan Ourense, con tres puntos de ventaja; Pontevedra con siete y, a gran distancia, Vigo, que con 71 puntos es la tercera urbe más limpia de España, por detrás de Oviedo y Bilbao.

A Coruña es además la ciudad que más ha empeorado su puntuación en los últimos cuatro años. Desde el 2015, el saldo negativo es de 17 puntos, los mismo que Guadalajara y solo uno menos que Ávila. El estudio afirma de forma gráfica que en las tres ciudades «ha caído estrepitosamente en la satisfacción de sus ciudadanos con la limpieza».

A causa del descenso sufrido en este mandato, A Coruña se sitúa además por detrás de la media nacional en 11 puntos. En el 2015, con 59 puntos, la superaba por cuatro y estaba ubicada en la zona media-alta de la clasificación del estudio de la OCU.

La organización también señala que desde 1995, cuando hizo el primer análisis de satisfacción con los servicios de limpieza, la ciudad ha sido una de las que más han empeorado. Junto con Tarragona y Palma de Mallorca, ha perdido 19 puntos desde 1995, aunque cabe señalar que 17 de esos puntos se han perdido durante los últimos cuatro años.

Su situación contrasta con Bilbao, la urbe que más ha mejorado, con un incremento de 31 puntos en 25 años; y con otras dos ciudades gallegas, Pontevedra y Vigo, la segunda y tercera en las que se ha incrementado la satisfacción ciudadana desde 1995: 19 y 17 puntos, respectivamente.

Inversión estancada

A Coruña, según la OCU, destina 43 euros por habitante a servicios de limpieza cada año. Es una cantidad relativamente baja comparada con los 71 de Vigo o los 83 de Bilbao, pero las ciudades que más invierten no son obligatoriamente las más limpias a juicio de sus ciudadanos. Guadalajara, situada por detrás de A Coruña, dedica a esas tareas 90 euros por residente. En el extremo contrario aparecen urbes como Gijón, Burgos, Soria o Pamplona, que se colocan en puestos de salida a pesar de que destinan cantidades inferiores o similares a las de A Coruña: 32, 40, 42 y 46 euros de manera respectiva.

Es más, la puntuación de A Coruña se ha desplomado a pesar de que los recursos económicos destinados a la limpieza no han descendido durante las últimas décadas. En el actual mandato se han mantenido las cifras los ejercicios anteriores, ya que no se han adjudicado nuevos contratos para la recogida de basura o la limpieza viaria. Es más, ambos servicios se prestan en precario desde hace más de un año, ya que el gobierno local no los ha sacado a concurso, y eso puede influir en su rendimiento.

Los resultados del estudio de la OCU corroboran las numerosas quejas sobre la limpieza de la ciudad planteadas por las asociaciones vecinales durante los últimos años, y dan crédito a las críticas de la oposición, que desde el segundo año de mandato advierte de la suciedad en las calles, la expansión de las pintadas vandálicas e incluso la proliferación de ratas atraídas por los restos de alimentos y desperdicios.

Pintadas y excrementos

Según el estudio, los dos flancos más débiles que explican la baja puntuación de A Coruña son la lucha contra las pintadas vandálicas (30 puntos) y la limpieza de excrementos caninos (31 puntos). El análisis de la OCU destaca en especial este último problema, señalando que es, de forma general, «el factor más influyente en la percepción de la ciudad como un lugar sucio». En todas las ciudades la puntuación es por lo general baja, y la valoración de A Coruña en ese aspecto concreto es mejor que la de otras ciudades situadas por delante. La mayor diferencia se da con Badalona, que aventaja a la ciudad en diez puestos pese a que la valoración de la limpieza de excrementos es de 29 puntos.

Los únicos aspectos en los que A Coruña recibe un aprobado son el cuidado de los parques y jardines, que con 51 puntos recibe un visto bueno raspado; y en materia de contaminación, que los ciudadanos valoran con 62 puntos. Pero la ciudad suspende en todos los demás aspectos revisados por el estudio que, además de las mencionadas pintadas y excrementos caninos, incluyen: limpieza de las calles y aceras (42 puntos), entorno de los contenedores (41) y aseo de las zonas alejadas del centro urbano (42).

El gobierno local destaca que es una prioridad

El gobierno local defendió que la limpieza es una de sus prioridades y señaló que los servicios dependen de contratos redactados hace años que no se adaptan a la nueva realidad urbana. Los nuevos, subrayó, incluirán mejoras. Además, destacó medidas como el plan contra las pintadas, el programa de limpieza «A pé de barrio» o las campañas para reducir los residuos de las fiestas.

Empresas sin contrato, conflictos laborales y un futuro incierto

Xosé Gago

El gobierno local no ha renovado a tiempo los contratos de la recogida de basura y el aseo de las calles

El desplome de la puntuación de A Coruña en el estudio de la OCU no se explica por una reducción de los fondos o el personal dedicado a la limpieza, que siguen como en décadas anteriores, cuando la ciudad se situaba en la primera mitad de la clasificación. Pero sí ha variado la situación de los contratos que regulan esos servicios, que se prestan en precario desde hace meses o años, lo que ha desembocado en inseguridad jurídica, menor inversión en equipos y una intermitente conflictividad laboral.

Recogida de basuras

Dudas legales. La recogida de basura, al que el Ayuntamiento destina más de 11 millones al año, está sin contrato desde enero del 2017. Esa fecha no cogió por sorpresa a nadie, la fecha de finalización de la concesión estaba escrita en los pliegos anteriores y el gobierno local sabía desde que tomó posesión que debía licitar el servicio, pero no lo hizo.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

A Coruña, más sucia desde el 2015