El cantautor de las cosas simples

El cantautor argentino era popular por «En un rincón del alma» o «Cuando un amigo se va»

ALBERTO CORTEZ EN UN CONCIERTO EN VILAGARCÍA EN EL 2010
ALBERTO CORTEZ EN UN CONCIERTO EN VILAGARCÍA EN EL 2010

redacción /la voz

«Si a mí me llaman poeta, ¿cómo le llamamos entonces a Rosalía, a Neruda, a Machado?». Así respondía en una entrevista en La Voz Alberto Cortez a esa vertiente lírica de su carrera. Él prefería denominarse cantautor, un calificativo que popularmente se extendía con el añadido de «las cosas simples». Los sentimientos, la vida cotidiana, estaban en el ADN de la música de Cortez, argentino nacido en La Pampa pero afincado en Madrid desde 1964. Ahí están sus grandes éxitos, como En un rincón del alma o, sobre todo, Cuando un amigo se va, para demostrarlo. Él mismo decía que quienes hacían grandes las canciones no eran los artistas, sino el público. En su caso, fieles que no iban a verlo para «saltar y bailar», sino a «emocionarse»: otra vez la pequeña épica del corazón.

Cortez empezó a aficionarse a la música en su juventud. Su familia por rama paterna era originaria de Ourense, como explicó también en La Voz. Según su biografía oficial, compuso sus primeras canciones a los doce años, un tiempo en el que empieza a colaborar con orquestas y grupos folklóricos. En los ambientes bohemios de Buenos Aires sella su nombre artístico -el real era José Alberto García Gallo-, que le traerá no pocas complicaciones, ya que otro músico peruano, especializado en boleros, también actuaba bajo el mismo apelativo. La polémica vivió su momento más agrio cuando el peruano denunció al argentino por usurpación de personalidad y consiguió que lo expulsasen de Bélgica, donde se encontraba de gira.

Como otros tantos artistas latinoamericanos, Cortez encontró en España un hogar. Frecuentó la compañía de artistas como Serrat y colaboró con músicos como Facundo Cabral y María Dolores Pradera. Madrid fue una base de operaciones desde la que salía de gira, especialmente a México, donde gozaba de una gran popularidad. Fue sumando otros temas clásicos a su repertorio, como Gracias a la vida, Castillos en el aire o El abuelo.

El pasado 27 de marzo fue ingresado de urgencia en un hospital en Móstoles, donde falleció a causa de una hemorragia gástrica.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El cantautor de las cosas simples