¡A chindar la pañí a tu kel!


Es heavy que le llames la atención a un tipo porque está meando en la calle y acabes con la cara reventada por dos energúmenos. Y es heavy que además esto suceda de manera inesperada, a plena luz del día, en Labañou, en esa calle que es un honor para todos los coruñeses y que lleva el nombre de Mauro Silva. Mearle a Mauro Silva encima no es de bien; mear en cualquier esquina de Labañou no es de bien; pegarle a uno de Labañou no es de bien, entrar en Korea con esas formas de fieras no es de bien. En otras palabras y para que les quede más claro a esos que vienen de nuevas y quieren meternos miedo: ojito con los de Labañou. Es mejor que esos notas achanten de aquí antes de que el Willy, el Donis y el Brañas los junen y les curtan a estos chorbos, que si no puchan cómo se vive aquí, si no chanan nel de cómo hay que comportarse, luego que no bufen si los chimpamos de malas maneras. Yo aviso. Que por su seguridad es mucho mejor que no nos chinen a ninguno de los vecinos de la zona, que ya aguantamos que los chukeles nos meen en la calle, pero no vamos a permitir que un notas chinde la pañí cuando le salga del belfo como un animal; ¡que chinde la pañí en su kel, que la calle es de todos! y en Labañou no queremos bullas, que aquí somos gente de bien y nos llevamos todos de pinga, nos gusta la tranquilidad, ir a currar, darnos un rule por el centro de vez en cuando, privar unas birras, puchar de nuestras cosas y punto. Y si no se empanan con lo que digo, que estiren las dumbas y se lo grito más alto, porque parecen de la argolla. Están atoraos. Ya pueden galguear a toda leche cuesta abajo, ya pueden guillarse antes de que movamos también a los de Katanga y les partan la jeta con un pelote. Me paso de frenada, lo sé, pero no quiero más movidones por aquí, y menos que vengan a meterle un meco en la nacha o en los piños a nadie, que no se puede ser así de jicho, meterle un truncazo en toda la tocha a un pavo porque se te vaya el jerolo y salirte de rositas. Pedazo de ñus. Insisto. Es mejor que se najen. A nosotros nos gusta pasarlo de pinga, meternos en la piltra sin pensar que al día siguiente te van a sacar el baldeo, así que no nos van los malos rollos; por las buenas, a tope, todo el rachí que quieran; pero por las malas, nel del panel. Que rieguen lo que quieran dentro de su caseto, ¡a ver si le dejan sus puriles!, que ya hay que ser cochos…, pero en la calle, en la calle Mauro Silva que no vuelvan echar la pañí y menos venir mazo pasados a chorarnos nuestra tranquilidad con movidas de ful para zoscarle a la peña sin más. No se puede ser así de batallas. Yo aviso: que luego la liada será grande y les pueden zurrar durísimamente. Que no se anden con julandradas. Ojo con los de Labañou, que aquí nos da el biruje muy fuerte y nos conocemos todos: en Korea hay que ser de ley.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

¡A chindar la pañí a tu kel!