La primera luna llena será de sangre

«Desde Galicia el eclipse será visible en todas la fases», explica el astrofísico Borja Tosar.


REDACCIÓN / LA VOZ

Los astrónomos y meteorólogos miran al cielo para predecir fenómenos físicos. Pero aquí se terminan las coincidencias. Los científicos que estudian el cosmos pueden anticipar eclipses que ocurrirán dentro de 200 años con una precisión asombrosa, mientras que las previsiones que realizan los expertos de la atmósfera no son fiables más allá de dos días. «La astronomía al nivel de los movimientos de la Luna y la Tierra funciona como los engranajes de un reloj de cuerda. El satélite orbita nuestro planeta con una precisión muy clara y, por tanto, con unas simples matemáticas se pueden hacer predicciones a dos siglos vista. La meteorología, sin embargo, es un sistema no lineal. Depende de muchas variables y un pequeño cambio que no se ha tenido en cuenta modifica el resultado final», explica el astrofísico Borja Tosar.

Las ecuaciones que rigen el movimiento de los cuerpos celestes fueron creadas por el científico inglés Isaac Newton. Sus cálculos permiten saber con total seguridad que el próximo 21 de enero habrá un eclipse lunar. «El fenómeno astronómico se produce cuando el satélite pasa por la sombra que proyecta la Tierra. La Luna no desaparece del todo porque, aunque nuestro planeta es opaco, la atmósfera es traslúcida y la escasa luz que pasa por esta capa tan fina ilumina la Luna», comenta Tosar. Aunque no sale como todas la noches. Se viste de rojo para celebrar la alineación con el Sol y la Tierra. La razón es la misma que colorea los atardeceres y amaneceres. La luz blanca se descompone en contacto con la atmósfera; el azul se dispersa tanto que no alcanza el ojo humano y aparece el color que viene a continuación, el rojo. Antaño se denominaba Luna de Sangre, y su aparición genera todo tipo de supersticiones. «Desde Galicia el eclipse será visible en todas la fases. Veremos cómo va desapareciendo detrás de la zona de sombra de la Tierra como un mordisco al satélite, que irá avanzando hasta que casi desaparece y adquiere ese tono rojizo, que será el momento de la totalidad», relata el físico.

A diferencia del último eclipse visible desde la comunidad, el evento del día 21 de enero no será tan cómodo de presenciar. Los gallegos que quieran observar este espectáculo del firmamento tendrán que trasnochar para ver el proceso completo o madrugar para contemplar el satélite eclipsado. «En Galicia comenzará la fase de parcialidad a las 3.36 horas de la madrugada. El fenómeno será total a las 5.41 horas», apunta Tosar. El pasado 28 de julio Galicia no pudo disfrutar del espectáculo por culpa del tiempo. La astronomía garantiza que el eclipse llegará de forma puntual, pero la meteorología no puede asegurar, de momento, que las nubes vayan a permitir disfrutar de la primera luna de sangre del año.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

La primera luna llena será de sangre