Coruñeses, hay que tener luces


Ya estamos tardando, vale que todos hemos visto el vídeo de Abel Caballero, que nos hemos reído una jartá, que lo hemos compartido con todo hijo de vecino, pero ahora, coruñeses, es el momento de reaccionar. Hay que tener luces. Hay que salir ahí fuera y de una vez por todas demostrar cómo de enorme es nuestra gran fiesta y de una vez por todas echarle leña al fuego a esta guerra que nos ilumina. Yo desde aquí propongo que nos dejemos de tanta bombilla, de tanto led y nos organicemos como siempre lo hemos hecho: con antorcha en alto a lo María Pita. Desde aquí propongo hacer de nuestro San Xoán un auténtico fogón lumínico de tal calibre que desde la Estación Espacial Internacional no les quede ninguna duda a esos que nos ven desde lo más alto de quiénes somos, de dónde venimos y cómo lo pasamos. Y ojito porque este año, vigueses, el San Xoán coruñés es festivo y vamos a darlo todo para que nuestras hogueras ardan de tal forma que a nadie le quede la más mínima duda de que para luz, para fuego, para pasión y para alegría la que tenemos en esta ciudad ese día. Esa creo que puede ser la mejor opción -y un buen punto de partida- visto el punch con el que los vigueses han golpeado de cara a la Navidad. Ellos quieren competir con Londres con Nueva York y con Tokio, pero a ver qué gran urbe, qué megalópolis es capaz de superar nuestra noche del 23 de junio. ¿Hay alguna igual por ahí? Eso sí que va a llamar la atención, por más auténtico que los nueve millones de bombillas que dijo el alcalde Caballero que va a colocar en Vigo.

Será por luces las nuestras, que a nada que Oza, Monte Alto, Adormideras, Labañou, Eirís, Los Rosales y todo el resto de barrios se enchufen un poco conseguimos el récord Guinness a la hoguera más grande o el récord de hogueras que arden al mismo tiempo. A mí cualquiera de las dos soluciones me vale, como me vale ver todo ese arenal de Riazor, Orzán y Matadero a tope de gente, saltando las lumaradas. ¿Vamos a dejar que los vigueses nos achanten con sus bolas? ¿Con sus bolas navideñas? ¿Qué son nueve millones de bombillas? Un exceso. Y los excesos, amigos, se pagan. Mientras ellos se van a quedar ahogados en su propio despilfarro, ahí estaremos nosotros en pleno junio, con un puente maravilloso (porque este año San Xoán es lunes) dándolo todo, al calor de nuestro fuego festeiro y brillando con luz propia. Aquí no necesitamos copiar a nadie ni exagerarnos en ese carnaval navideño que a algunos se les ha ido de las manos. Si hay que tener luces, aquí estamos dispuestos a iluminar a todos los gallegos y no gallegos que quieran acercarse a la fiesta con más chispa que hay en la tierra. ¡Os esperamos, vigueses!

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Coruñeses, hay que tener luces