«A emprender se aprende. Hay que creer en lo que uno hace»

Mujeres que crearon negocios prósperos y otras que quieren intentarlo comparten conocimientos en un taller de la Cámara


a coruña / la voz

Dicen que le preguntaron a Miguel Ángel cómo había podido crear el prodigio del David de una mole de mármol y el artista respondió: «Cada bloque de piedra tiene una estatua dentro, le corresponde al escultor descubrirla». Con el talento sucede lo mismo, explica la consultora María Fernández Castelo al hilo del taller sobre emprendimiento femenino que impartió la pasada semana en la Cámara de Comercio. Mujeres como la abogada Cristina Velasco, que, viendo que nunca le iban a pagar, un día decidió dejar el despacho donde trabajaba de becaria (sin serlo) y se lanzó con su hermana Beatriz, arquitecta en situación parecida, a hacer un negocio de su afición por la papiroflexia. O como Ana Teijido, una ingeniera que pasó de diseñar campos de golf para Fadesa a incorporarse a una empresa familiar, darse cuenta de que tampoco era lo suyo y asumir el reto de hacer un vino y venderlo, cumpliendo un viejo anhelo de su padre.

Alumbrar la idea

Mujeres emprendedoras, otras que quieren serlo y un principio que se repite: hay que formarse. Y antes, alumbrar la idea, el David. «Cada uno de nosotros llevamos dentro un enorme potencial que nace de lo que hacemos bien, lo que nos encanta hacer. El caso es descubrirlo -advierte María Fernández Castelo-. Si tienes la respuesta, ya puedes empezar a trabajar». Las creadoras de Anaquiños de Papel la tenían: plegar papel, un pasatiempo para Beatriz Velasco en el tiempo que le dejaba la arquitectura. El 10 de julio del 2012 inauguró un blog con dos primeras figuras, una fresa y una cajita modular. Hizo piezas para amigos, decoración de paquetes, pajarillos, flores, coronas. Hasta llegar al ramo de novia. «No había nadie que lo hiciera», recuerda Cristina, y empezaron a lloverles encargos. El ocio se convirtió en negocio. Las hermanas dejaron sus trabajos, constituyeron la empresa. Tres años después, diseñan lámparas, crean escaparates, dan talleres en Inditex y la Cruz Roja, salen en publicaciones internacionales y «todo empezando la casa por el tejado».

Aprender de números

A emprender hay que aprender, subraya María Fernández. Aprender márketing, contabilidad, a hacer un presupuesto -«aunque tengas quien te lo haga, aprende, debes saber cuánto ingresas y cuánto gastas», recomienda Cristina-, un plan de viabilidad, el diseño del logotipo, la identidad corporativa, la fiscalidad, la búsqueda de financiación, la salida al mercado, la licencia de apertura... Antes de empezar. «Hay que leer muchísimo, estudiar y profesionalizarse. Es la única manera de salir adelante. La idea genial no existe y hoy la competencia es enorme», explica Ana Teijido, que recuerda la carga de la burocracia española y la dificultad de obtener, por ejemplo, un código de barras, a la vez que señala fallos de principiante que en su caso la obligaron a cambiar la etiqueta de su albariño, Olga, en la segunda añada porque la primera imagen, diseñada por su padre, no representaba la calidad del vino.

La creatividad es el otro requisito esencial. Para afrontar el sinfín de imprevistos que surgirán, para buscar alternativas y generar ideas. «A pensar de otra manera se aprende -afirma Fernández Castelo-, por eso es tan importante la ayuda de un redactor creativo. Quien quiera emprender un proyecto tiene que moverse por la ilusión y el entusiasmo, controlar las emociones y sobre todo apasionarse y creer verdaderamente en lo que está haciendo». De otro modo no resultará. El recorrido es largo, un plan de empresa abarca cinco años, y aquí no hay sueldos fijos. «La vida de funcionarios solo la tienen los funcionarios -dice Cristina Velasco-. Hay que llamar a muchas puertas, no tener vergüenza, preguntar cómo hicieron otros. Y es importante tener un entorno positivo, gente que te apoye y te diga la verdad. A nosotras podían habernos dicho: ‘Dejaos de papelitos y poneos a trabajar’. Pero no lo hicieron».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«A emprender se aprende. Hay que creer en lo que uno hace»