Ocho meses por una licencia en el Ofimático

La Xunta pidió permiso en diciembre para levantar 40 viviendas protegidas. El Ayuntamiento no ha contestado


a Coruña / la voz

El 20 de diciembre del 2016, el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) pidió licencia al Ayuntamiento para levantar un bloque de 40 viviendas de protección oficial en la parcela que le corresponde del parque Ofimático.

Ocho meses después, el organismo dependiente de la Consellería de Infraestruturas sigue sin obtener una respuesta del gobierno local, lo que le ha impedido poner en marcha la construcción del edificio, que está recogido en los presupuestos autonómicos de este año con una partida de 5,5 millones de euros.

El IGVS presentó su solicitud en el Registro municipal. Su intención es levantar un bloque de cinco alturas dotado de garajes, tres trasteros y las citadas 40 viviendas, que tendrán una superficie de entre 65 y 107 metros cuadrados, aunque la mitad se situarán en 91 metros y dispondrán de tres dormitorios. Además, dos pisos estarán adaptados para personas con movilidad reducida. El edificio se levantará en una parcela de 1.280 metros cuadrados.

La Xunta afirma que, por el momento, no ha recibido ninguna respuesta por parte del Ayuntamiento, cuando ya ha transcurrido más de la mitad del ejercicio en el que preveía ejecutar la citada inversión de 5,5 millones.

La Administración gallega se ha quejado en varias ocasiones del retraso del proyecto. En una sesión del Parlamento gallego celebrada a finales del pasado mes de abril, la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, recordó que llevaban «uno, dos, tres, cuatro meses, y subiendo, a la espera» del permiso para iniciar la obra.

Antes, en febrero, Vázquez había insistido en que la Xunta pondría en marcha las obras en cuanto contase con la licencia municipal, que no acaba de recibir.

El que sufre la Xunta no es el único retraso que se ha producido en el parque Ofimático. Cuando arrancó en el 2011, la urbanización acumulaba décadas de demora, pero los problemas han continuado. En diciembre del 2015, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) anuló la adjudicación de las obras para urbanizar la zona, un trámite aprobado en los últimos meses del gobierno bipartito PSOE-BNG.

Esa decisión, derivada de una demanda presentada por los promotores, obligó al Ayuntamiento a llegar a un acuerdo con ellos para reactivar los trabajos. Una vez alcanzado, el gobierno local prometió a los cooperativistas que tienen terminadas sus viviendas en la zona que terminaría los trabajos a tiempo para que pudiesen ocuparlas en primavera de este año. No fue así, los trabajos no se volvieron a adjudicar hasta pasada esa fecha, y en la actualidad no han vuelto a comenzar.

Conflicto con las cooperativas

Los cooperativistas, que ya han finalizado dos bloques de 70 y 25 viviendas, y en las próximas semanas acabarán otro de 69, advierten que si en octubre no han recibido las licencias de primera ocupación -para lo que antes deben terminarse las obras municipales que las dotarán de servicios- procederán a su okupación o a acampar en María Pita.

Esa no parece una opción viable para el Gobierno gallego, que además del futuro del edificio de 40 viviendas tiene otros frentes abiertos con el Ayuntamiento.

Uno de los más importantes es la construcción de la estación intermodal. El proyecto está parado desde que en junio el gobierno local presentó una serie de cambios en el proyecto, que considera «sobredimensionado». La conselleira destacó que era la primera vez que un Ayuntamiento pedía cambios que supondrían «unha reducción sustancial» del presupuesto de una intermodal.

La Fábrica de Tabacos

Durante semanas, otro de los frentes fue la Fábrica de Tabacos, ya que el Ayuntamiento denegó a la Xunta licencia para trasladar allí las nuevas oficinas judiciales. La mudanza ya ha terminado, y los juzgados funcionan con normalidad, pero en el edificio quedan 3.000 metros cuadrados de titularidad municipal, que la Administración gallega cedió al Ayuntamiento a petición del alcalde socialista Javier Losada, completamente vacíos. El gobierno local asegura que el servicio de Edificación está terminando el proyecto, pero no ha aclarado cuándo empezarán y finalizarán las obras, o si se mantiene el plan de mover allí las oficinas de Rexeneración Urbana (Urbanismo).

Además, queda por activar el plan para llevar los buses interurbanos al centro. Tras múltiples retrasos, la Xunta planteó que arrancase este mes, pero María Pita quiere esperar a septiembre.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Ocho meses por una licencia en el Ofimático