El «sí quiero» más cool está en Oleiros

Son los sitios más top de España para celebrar bodas y hay parejas que viajan desde México para casarse aquí. Bienvenidos al nuevo territorio nupcial.

Silvia Facal, del restaurante A Mundiña, en Pazo do Río
Silvia Facal, del restaurante A Mundiña, en Pazo do Río

A Coruña

Las bodas bonitas no nacen en Pinterest. Nacen en Oleiros. Sin pretenderlo, y casi por sorpresa, el municipio se ha convertido en experto en ceremonias. De bodas en la playa de Espiñeiro en plan ibicenco, hasta novios que se suben a un avión desde el otro lado del Atlántico para darse el sí quiero en el municipio coruñés.

La fama de Oleiros llega a Madrid, Barcelona, Francia y, hasta, México. «El 70% de nuestras bodas es de fuera de Galicia», explica Sabela García, del grupo Alborada Hostelería, responsable de la organización de eventos Pazo de Xaz, en el corazón verde del municipio y uno de los lugares que hacen que este concello se lleve el adjetivo «top» en enlaces. Un repaso a las fotos que se pueden encontrar de este lugar de cuento en Instagram son una muestra de los sí quiero internacionales que se dan allí: desde ingleses hasta coreanos gritan «vivan los novios» en un bosque con «alma enxebre y muy bien conservado», tal y como lo describe Sabela García.

Lleno en el 2016, casi completo en el 2017 y reservas ya para el 2018. Novios previsores valen por dos. ¿Oleiros tiene el sí quiere más cool? «Sin duda, es una buena zona y además tiene iglesias preciosas, como la de Liáns, para los que quieren una boda religiosa», asegura la encargada de cumplir los sueños de los futuros matrimonios. Sabela García cree que en su reconocimiento influyen varios factores: un equipo joven con ganas de darlo todo; un nombre, el Alborada, con una estrella Michelin en su apellido y un hermano en Madrid, y el lugar, «muy resguardado y muy cálido, y con un bosque y unos jardines que dan mucho juego».

Para García cada boda «es diferente y especial, aunque creo que lo más recuerdas de una boda no es la decoración o la comida; para mí lo que más especial hace una boda es el ambiente que se crea». Todo es importante, sobre todo la fiesta. «La recordaremos si lo pasamos bien, así que nosotros incidimos en el showcooking, que los cocineros salgan afuera e interactúen con los invitados, que la gente salte de un puesto a otro y se divierta». La debilidad de esta organizadora de eventos: las luces de verbena. «El momento más especial es cuando cae el día y los novios se ponen a bailar debajo de las luces, es mágico».

Cocina de mercado

Oleiros tiene bosques encantados. También lugares en los que comer pescado del día en su punto. Ese es uno de los reclamos de A Mundiña y Pazo do Río, otro de los lugares de bodas del municipio. Aquí el éxito se mide en calidad del producto: Rafa Varela y Silvia Facal, los responsables de que novios e invitados saboreen lo mejor de la costa gallega el día de la boda, elaboran el menú, según lo que haya en el mercado. «Nuestro compromiso es servir el mejor producto fresco y hacemos todo lo posible por conseguirlo», explica Rafa Varela. Como ir hasta las Rías Baixas a por el mejor marisco o recorrerse todas las lonjas para conseguir que en las mesas haya mero, uno de las especialidades de la casa.

«Todo se hace al momento en la cocina», recalca Silvia Facal. Para conseguir que todos los menús estén en su punto se necesita mucha coordinación y un equipo en la cocina que crece paralelo al número de invitados. «Nuestra marca es A Mundiña y queremos que nuestras bodas sean una extensión del restaurante», asegura Varela. En el 2016 hicieron pleno. Su mejor reclamo: los propios clientes. «Siempre preguntamos cómo nos conocieron y en la mayoría de los casos es porque ya estuvieron en una boda aquí».

 Siempre plan «B»

«Es curioso, pero, pese al tiempo que suele hacer en Galicia, una de las cosas que más valoran los gallegos para una boda es el exterior», explica Lucía Cidón, directora de Finca Montesqueiro. Para esta organizadora de bodas en uno de los espacios más modernos de Oleiros, este es uno de los motivos por los que el municipio es uno de los preferidos para casarse. «Aquí cuidamos mucho el exterior, pero siempre tenemos un plan “B” por si llueve, para que nada estropee ese día», añade.

Lucía Cidón en uno de los salones más espectaculares de Finca Montesqueiro
Lucía Cidón en uno de los salones más espectaculares de Finca Montesqueiro

Cualquiera que haya ido a una boda en esta finca conocerá sus baños, entre los más bonitos de Galicia, con planchas del pelo y secador y una maquilladora que retoca el maquillaje a las invitadas, o su salón principal con el techo recubierto de varillas doradas. Pero para Cidón, lo más importante para que una boda sea perfecta «es que los novios se sientan arropados en todo momento, que cuando lleguen aquí tengan la alfombra roja puesta y no tengan que preocuparse de nada». Tienen clientes de toda Galicia, también de fuera de España. «Tuvimos una pareja que vino específicamente de Inglaterra porque nos encontraron por Internet y decidieron que querían casarse aquí». Otro de sus puntos fuertes, una cocina propia de la que salen platos dignos de una foto en Instagram.

 Vuelven las ceremonias de día

Las tendencias en ceremonias cambian a la velocidad de la luz. Y Oleiros es laboratorio de novedades nupciales. Entre las últimas, una que suena a viejo, pero que vuelve a estar de moda: las bodas de día. «Puede parecer que es algo de la época de nuestros padres, pero se están volviendo a poner de moda porque se puede aprovechar mucho más el día y hacer que la fiesta se alargue más horas. Se la recomiendo a todos los novios», explica Lucía Cidón, directora de Finca Montesqueiro. «De noche las bodas son especiales, pero ahora se están celebrando de nuevo de día y se puede aprovechar más ese momento», apunta Sabela García, del grupo Alborada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El «sí quiero» más cool está en Oleiros