Diez cámaras para la tercera ronda

El control de tráfico de la AC-14, adjudicado por casi dos millones de euros

Los paneles para reducir el ruido en la tercera ronda ya están completamente llenos de pintadas.
Los paneles para reducir el ruido en la tercera ronda ya están completamente llenos de pintadas.

A Coruña / La Voz

El asfalto de la tercera ronda ya está listo -o casi-, pero todavía falta por completar el sistema de señalización digital y control de toda esa vía. La Dirección General de Tráfico adjudicó esta semana esas actuaciones, que supondrán finalmente una inversión de 1.931.064 euros, unos 600.000 euros menos de los presupuestados inicialmente.

La actuación la acometerán las empresas Indra Sistemas y Barreras de Seguridad, que tendrán un máximo de 18 meses de plazo para completar la encomienda. Por el momento, el contrato no habla de instalación de radares, aunque es previsible que también acaben disponiéndose en esa vía para multar a los que rebasen los límites de velocidad establecidos.

El proyecto incluye la instalación de diez cámaras de televisión en circuito cerrado, motorizadas e instaladas sobre postes, que irán conectadas por fibra al Centro de Gestión de Tráfico del Noroeste, ubicado en Cuatro Caminos. El equipo de vídeo ronda los 80.000 euros, bastante menos que la obra civil necesaria para pasar los cables y cimentar los postes, que se acerca a los 300.000 euros, según los presupuestado en el proyecto de Tráfico.

Además, las empresas instalarán sistemas de medición de vehículos que recogerán datos para su gestión por la DGT. La nueva autovía tendrá también paneles informativos digitales, con pantallas de tecnología LED. La media docena prevista será la parte más cara de todo el proyecto, ya que se acercan al medio millón de euros.

La tercera ronda supuso una inversión de unos 200 millones de euros sumando el tramo ejecutado por la Xunta y el de Fomento. La parte correspondiente al ministerio, la que enlaza con la A-6, se inauguró el pasado 14 de marzo, tres años después de que la Consellería de Medio Ambiente finalizara la suya. La puesta en funcionamiento de la vía supuso una sensible liberación de tráfico en Alfonso Molina y según los últimos datos circulan por ella unos 25.000 coches diarios. Sus cientos de metros de paneles para reducir el nivel de ruido muy pronto se convirtieron en lienzos para grafiteros. Pocos quedan hoy limpios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Diez cámaras para la tercera ronda