El Millenium lleva 3 años sin luz

Eduardo Eiroa Millares
e. eiroa A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

Los temporales destrozaron, una vez más, los bajos del obelisco

17 abr 2014 . Actualizado a las 12:07 h.

El que iba a convertirse, junto a la Torre de Hércules, en el otro símbolo de la ciudad, lleva un camino bien distinto. El obelisco Millenium nació en el año 2000 y se iluminó por primera vez en la fiesta de Fin de Año rodeado de fuegos artificiales.

Desde entonces, los avatares de su vida fueron más bien discretos. Entre otras cosas, estaba previsto que a sus pies, y abierta al océano, se instalase una cafetería. Nunca llegó a abrir. Al menos al público, porque a las olas sí lo hizo al poco de la inauguración, como volvió a suceder en los temporales del pasado invierno.

La escultura, compuesta por 174 piezas de vidrio fabricadas en Holanda y presupuestada en su día en 300 millones de las antiguas pesetas (1,8 millones de euros), no iba camino de convertirse en emblema. En la recta final del bipartito la luz del Millenium -o del «Pirulí», como lo conocen muchos vecinos-, se apagó definitivamente. Y literalmente. El monolito lleva más de tres años sin iluminar el cielo, pese a que para ello se diseñó en su día la pieza de 50 metros de altura a los que hay que sumar la baliza de señalización que lo corona.