Más de una década esperando por una solución

la voz

Por una cosa o por otra la Fábrica de Tabacos lleva deteriorándose y esperando por una nueva vida desde diciembre del 2002, cuando se le echó el candado y se acabó con la histórica actividad. Los proyectos para darle contenido empezaron a fluir entonces. «En estos tres años hicimos lo que en la década errante no se fue capaz de conseguir», dijo ayer Negreira, aludiendo a que en el inmueble se barajó la posibilidad de instalar desde la sede del Muncyt pasando por el propio Ayuntamiento y sede del Arquivo do Reino de Galicia. Hasta se llegó a poner una primera piedra en el 2006. No hubo segunda.

Los socialistas embistieron ayer recordando que el alcalde anunció en el 2011 las obras para el año siguiente -además de aportar una lista de más retrasos-, pero lo cierto es que en el 2011, cuando Negreira no gobernaba, la fábrica llevaba ya nueve años cerrada y sin perspectivas de mejora.

EU y BNG atacaban ayer con idéntico argumento, el de tres años de atrasos, el mismo período en el que según el alcalde se redactó un proyecto de rehabilitación, se pactó con Patrimonio y se licitó y adjudicó la obra.

Más allá de la guerra política, lo cierto es que los vecinos de la ciudad llevan viendo durante los últimos doce años, con gobiernos de todos los colores, como la emblemática factoría avanza inexorablemente hacia la ruina. Ahora, al fin, parece que cambiará la situación.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Más de una década esperando por una solución