Un premio al ahorro en la factura de la luz

La Xunta premia al IES María Casares de Oleiros por domotizar parte del centro con la ayuda de un centenar de alumnos


oleiros / la voz

El instituto María Casares de Oleiros tenía un problema -un excesivo consumo de electricidad- y el curso pasado encontró la solución: sustituir las luminarias del centro por otras más eficientes e instalar sistemas automáticos para gastar solo la luz necesaria. El plan de ahorro, en el que participaron un centenar de alumnos del centro, cumplió con creces sus objetivos al aumentar la eficiencia energética en las instalaciones y dar a los estudiantes la posibilidad de trabajar en un instalación real, pero con el paso de los meses sus beneficios se han multiplicado. La Consellería de Educación acaba de premiar al centro con 10.000 euros, que le permitirán seguir ampliando la domotización del sistema eléctrico a otras zonas del edificio.

«Para os alumnos a experiencia foi tremendamente positiva e sentímonos todos moi satisfeitos», resume el profesor de formación profesional José María López Blanco, coordinador del proyecto premiado por la Dirección Xeral de Educación, Formación Profesional e Innovación Educativa.

El del IES María Casares es uno de los nueve premios convocados por la Consellería de Educación a la innovación tecnológica para proyectos desarrollados en los centros escolares gallegos durante el curso 2012-2013. «Entendemos que a idea é transmitir ao sistema produtivo que desde os centros educativos podemos innovar», explica el profesor, mientras muestra en la pantalla de un ordenador portátil cómo, de un vistazo y con un solo clic, se pueden encender y apagar las luces, las pizarras electrónicas y los proyectores de toda una planta del instituto, además de programar la activación y desactivación de cada punto.

Sistema sencillo

En la práctica, los más beneficiados por el nuevo sistema, que en este momento está implantado en el semisótano del centro, son los conserjes. «Facilítalles moito a labor», señala López Blanco, quien asegura que la adaptación al manejo del programa informático que controla los sistemas eléctricos ha sido muy rápida, ya que el sistema se ha ideado para que sea lo suficientemente sencillo para que pueda manejarlo cualquiera.

Además del profesor, los artífices de la instalación de los nuevos sistemas domóticos han sido los alumnos del ciclo formativo de Instalaciones Eléctricas y Automáticas, con los que han colaborado los estudiantes de Artes Gráficas, quienes elaboraron los planos del edificio utilizados en el software.

Con el aumento continuo del precio de la electricidad y el incremento de equipos en el centro escolar, resulta muy difícil cuantificar cuánto se ha ahorrado el María Casares desde que en abril del 2013 completó la domotización del semisótano, pero de lo que no tienen dudas es de que el consumo se ha optimizado y que los 12.000 euros que han invertido hasta ahora en esta primera parte del proyecto están muy bien empleados.

El siguiente paso será continuar extendiendo los sistemas domóticos al resto del edificio. «Se tiñamos pensando telo en todo o edificio a seis anos vista, agora vai ser máis doado e poderán ser catro ou cinco», calcula López Blanco.

El elevado consumo energético del instituto María Casares se debe en buena medida a su elevada dotación tecnológica: 165 pecés, 220 portátiles, 45 pizarras digitales y otros tantos proyectores. «Desde hace unos diez años los equipos directivos han apostado por aplicar las TIC a la docencia», destaca el director del centro, Alejandro Porto, quien subraya que la reducción del gasto energético permite al centro invertir en otros aspectos, como la compra de nuevos equipos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Un premio al ahorro en la factura de la luz