«La anorexia no es un capricho»

La concienciación sobre los trastornos alimentarios resulta fundamental


A Coruña / la voz

Desde hace dieciséis años, la Asociación de Bulimia y Anorexia de Coruña (ABAC) trabaja para tratar y asesorar sobre los trastornos de la conducta alimentaria. Marina Tallón, presidenta del colectivo, recuerda que «la prevención y la información son fundamentales».

-Acaban de firmar con el Ayuntamiento la concesión de un local. ¿Qué supone para ABAC?

-Llevamos un par de años solicitando la concesión de un local, por nuestra actividad y porque somos una asociación sin ánimo de lucro. Con el nuevo local podremos unificar las dos partes de ABAC, la labor ambulatoria y la terapéutica.

-¿Cómo ha evolucionado la labor de ABAC desde que se creó en 1996?

-La evolución ha sido espectacular. Al principio nuestra labor se dedicaba solo al tratamiento del trastorno, ahora nos centramos en el tratamiento, la prevención y el asesoramiento.

-Los casos han aumentado en los últimos años. ¿A qué se debe?

-Los trastornos de la conducta alimentaria han existido siempre, pero no se hacía el diagnóstico adecuado. El culto a la imagen y la pérdida de valores fundamentales es algo presente en la sociedad. Lo que vemos en los medios es que solo triunfa la mujer que tiene un cuerpo perfecto, da igual que sea o no lista.

-Una de las labores de la asociación es la prevención. ¿Cómo se detecta un TCA?

-Es muy importante detectar los trastornos en los adolescentes y preadolescentes. Nosotros hacemos campañas de prevención en los colegios, damos charlas a padres, a profesores... Se les comenta cómo puede surgir y por qué mecanismos. Se elaboran unos protocolos de actuación, todo lo que se haga en edad temprana tiene un buen pronóstico.

-En esas campañas de prevención, ¿notan que la sociedad está concienciada?

-La gente no sabe el alcance de la gravedad, saben que existe, que son enfermedades, pero no saben el trastorno que supone para la persona, la familia, el entorno. Es una desestructuración de todo lo que rodea a la persona enferma. Es una de las enfermedades más graves que existen, la gente se muere.

-Detrás de estos trastornos, ¿hay algún perfil determinado?

-Hay perfiles conductuales y de personalidad. El perfil es similar, lo que lleva a desarrollar el trastorno es muy variado, hay múltiples causas.

-¿Hasta qué punto el apoyo familiar es importante?

-Es fundamental. Una persona sin el apoyo familiar o de su entorno tiene más difícil salir de la enfermedad.

-El paso previo de una persona enferma que llega a la Asociación, ¿cómo es?

-Cuando una persona inicia el tratamiento puede venir influenciada por sus allegados, pero no son conscientes. El que asume su problema y continúa tiene un índice de curación importante. Hacer las cosas bien no quiere decir que no tenga recaídas, hablamos de tratamientos de hasta diez años.

-¿Qué recorrido sigue una persona que asume su problema?

-Tenemos un equipo compuesto por psicólogos, psicopedagogos... Hacemos tratamientos individuales, grupales y familiares. La sociedad tiene que concienciarse de que es una enfermedad, no un capricho.

-En Galicia solo hay una unidad especializada del Sergas en Santiago. ¿Es suficiente?

-Solo es ingreso hospitalario, cinco camas para toda Galicia. El tratamiento de los TCA es muy largo en el tiempo, con consultas muy seguidas, y eso en la sanidad pública es inviable.

-ABAC es de carácter privada sin ánimo de lucro, la única en Galicia que realiza tratamiento...

-No somos una ONG, cobramos por el tratamiento. Gracias a nuestro buen hacer tenemos ayudas de entidades públicas y privadas. Tenemos plazas gratuitas para quien no tiene recursos y podemos subsidiar el 40 % del tratamiento gracias a las aportaciones de colaboradores externos y asociados.

Entrevista marina tallón, presidenta de la asociación de bulimia y anorexia

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

«La anorexia no es un capricho»