La procesión de Jesús Resucitado cerró la Semana Santa coruñesa

La lluvia obligó a hacer el encuentro de los pasos frente a la Orden Tercera


La lluvia volvió a deslucir ayer la última procesión de la Semana Santa coruñesa. A las doce en punto, justo cuando la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Entierro iba a salir de la Venerable Orden Tercera con los pasos del Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Paz, cayó un enorme chaparrón que obligó a los fieles a quedarse dentro del templo. Aunque el aguacero duró apenas unos minutos, los cofrades decidieron cancelar el recorrido por temor a que el agua los sorprendiera a mitad de recorrido y estropease el manto de seda bordado en plata que recubre la imagen de la virgen. Además, el tráfico ya se había restablecido por los lugares por los que estaba previsto que pasera la comitiva. De todas formas, y dado que el sol comenzó a lucir tras el chaparrón del mediodía, los cofrades sacaron las imágenes a la plaza que está situada frente a la iglesia para escenificar el encuentro de los dos pasos. Centenares de personas acudieron a la primera procesión del Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Paz, en la que también participaron la coral Allegro Nupcial, la Banda de la Orden Tercera y la agrupación Virgen de la Amargura de Ferrol. Los actos religiosos, que se alargaron hasta las 13.30 horas, aproximadamente, estuvieron presididos por el vicario episcopal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La procesión de Jesús Resucitado cerró la Semana Santa coruñesa