La cosecha roquera del 82

Fernando Molezún A CORUÑA

A CORUÑA

Fue la semilla de la que nació el Noroeste Pop-Rock. De este festival salieron grupos como Metro o Los Refrésticos, aunque pocos participantes siguen en los escenarios

29 jun 2009 . Actualizado a las 11:51 h.

Ha pasado mucho tiempo. Las cosas han cambiado desde aquel futbolístico año 1982. La explosión cultural que vivía Madrid que se conoció como la movida llegaba hasta las provincias gallegas. Y de eso alguien se dio cuenta en A Coruña, donde tuvo lugar el primer evento musical propio de la movida de toda Galicia. Fue el Concurso de Rok (así figuraba en el cartel, realizado por Pegebelles) Cidade da Coruña, celebrado en el pabellón de Riazor en el mes de julio de ese año. De los que se presentaron, es difícil encontrar actualmente a alguien que siga con la guitarra colgada.

«La movida llegó aquí antes que a Vigo. Todo arrancó con el concierto de los Ramones en el pabellón, teloneados por Los Suaves, en 1981. Empezaron a abrir bares en los que tocar y escuchar música moderna», afirma Nonito Pereira, que participó en el concurso como miembro del jurado, en el que estaban también los periodistas musicales Diego Manrique y Jesús Ordovás, José Manuel Costa, Tomás Pereira, Loquillo ?que hacía la mili en Ferrol?, Rafael Bárez y Gonzalo Vázquez Pozo, como presidente del jurado. Estaban llamados a participar bandas de toda Galicia. Los conciertos fueron apadrinados por grupos que ya despuntaban en el panorama musical patrio, como Mamá, Nacha Pop, y Alaska y Los Pegamoides, que actuaron en la final, el día 10 de julio. El palmarés repartió méritos por todo el territorio. Ahí estaban dos grupos coruñeses que el destino y el servicio militar terminaría uniendo: Metro ?con representación carballesa en sus filas? y Los Refrésticos. De Vigo figuraban Bar, donde militaba Silvino Díaz, más tarde en Aerolíneas Federales; y desde Lugo, un trío formado por chavales de 15 años llamado Épsilon. La decisión del jurado no estuvo exenta de polémica: «Los Refrésticos íbamos a quedar por delante de Bar, pero hubo cierta tensión Coruña-Vigo detrás del escenario», recuerda Fernando Ruibas, Rocco, bajista entonces del grupo y uno de los grandes supervivientes, todavía en activo con La Banda del Camión, de la escena roquera de aquellos años.