Una abuela muy familiar

La Voz

A CORUÑA

DIANA DÍAZ

El pulso de la ciudad María Galiana, popular por su papel en la serie «Cuéntame», protagoniza la obra «La Casa de Bernarda Alba», que se representa desde ayer en el teatro Rosalía

22 nov 2006 . Actualizado a las 06:00 h.

?i sumásemos las horas de teatro que llevan a sus espaldas las integrantes del elenco daría como resultado años de experiencia. En La Casa de Bernarda Alba actúan Margarita Lozano, Concha Hidalgo, Aurora Sánchez, Ruth Gabriel, Palmira Ferrer, Nuria Gallardo, Candela Fernández, Mónica Cano, Satuma Barrio y María Galiana Medina , con la que estuve poco antes de la primera representación de la clásica obra de Lorca, que hoy tendrá su repetición en el Rosalía de Castro con las entradas, como ayer, también agotadas. La actriz, de 71 años, es consciente de que la televisión aporta una gran popularidad y su papel de abuela en la serie Cuéntame es algo especial. «El que no sale en la tele no existe», asegura la protagonista de Solas , ganadora del Goya 1999 a la mejor actriz de reparto por este papel. Muy afable, pregunta en el medio de la entrevista «dónde se puede comer marisco». Una particularidad en la trayectoria de esta sevillana es que empezó muy tarde su carrera en el mundo del espectáculo «Yo soy profesora de Filosofía y Letras jubilada. Ejercí de 1959 a 1988. En la interpretación, lo mío fue llegar y besar el santo. Nunca había actuado, pero unos chicos que me conocían buscaban una señora como yo, que no cobrase, para su película». Así empezó. «Cuatro años después vio aquello José Luis García Sánchez, y me contrató para Pasodoble (1988). Desde entonces, este director me ha llamado para todas las que ha hecho después». Apunta que es la segunda vez que viene a la ciudad. «Ya estuve en 1991, también para representar una obra de Federico García Lorca, entonces con Héctor Alterio». Nos despedimos. «Espero comerme una centolla», dice Galiana. ?unque algunos ya llevan tiempo trabajando, ayer fue el día escogido por el colegio que los agrupa para recibir a los profesionales que desde el 21 de febrero del año pasado se dieron de alta como arquitectos. En total, 160 nuevos colegiados fueron convocados a este acto que se repite anualmente desde 1994. «La finalidad es facilitar la integración de los nuevos y proporcionarles toda la información sobre los servicios que ofrecemos», indican los responsables de la entidad colegial que celebra este año el 75 aniversario de su creación. Entonces, en 1931, fueron 9 los profesionales que en María Pita pusieron la primera piedra simbólica de una obra que tienen que continuar los nuevos arquitectos que aparecen en la fotografía. Sensibilidad medioambiental ?hí tienen a otro grupo de coruñeses, más jóvenes que los anteriores, que ayer fueron recibidos en el Ayuntamiento por el concejal de Medio Ambiente, el extremeño Florencio Cardador. Le presentaron distintas propuestas de carácter ecológico para mejorar el barrio en el que está el centro educativo que dirige Celsa Formoso y que hace un par de años ganó el premio Voz Natura. «Estos son los herederos de aquellos que ganaron el certamen. Les animé a que colaboren para hacer un estudio para mejorar el aprovechamiento energético y para reducir los efectos contaminantes», explica el edil. Entre las propuestas de los alumnos está la creación de un sendero peatonal. «Lo vamos a hacer y puede que tenga carril bici», precisa Cardador. Décima medalla Mañana por la noche la Asociación The Royal Green Jackets celebrará una cena en el transcurso de la cual se procederá a entregar la medalla que lleva el nombre del general Sir John Moore a Antonio Osende Barallobre . El presidente de la Asociación Napoleónica Española tendrá el honor de recibir el décimo galardón que el colectivo coruñés otorga a las personas o instituciones que prestan su apoyo a las distintas iniciativas que desarrollan a lo largo del año.