El Lugo despide a Luis César y duda entre Caruso, Albés y Pantic como sustituto

Ignacio Meitín Buján
I. MEITÍN BUJÁN LUGO / LA VOZ

CDLUGO

M.MORALEJO

También contempla la opción del preparador del filial, Álex Ortiz

20 abr 2021 . Actualizado a las 10:37 h.

Otra cabeza que rueda en el Ángel Carro. Solo un mes y medio después de tomar posesión del cargo para afrontar así su segunda etapa como albivermello, y condenado por sus pobres números, Luis César Sampedro ha sido despedido como entrenador del Club Deportivo Lugo. La paciencia de Tino Saqués y su consejo de administración con el preparador de Vilagarcía se agotó tras una nueva debacle ante el Alcorcón que ha empujado al equipo a la zona de descenso 30 jornadas después. La ausencia de victorias, el desalentador panorama y, sobre todo, las pesimistas sensaciones que emite el equipo han sido el desencadenante de esta destitución, la tercera en lo que va de temporada. Nunca antes habían pasado cuatro técnicos por el banquillo del Ángel Carro en la misma campaña. En un comunicado, el club justificó su decisión en los siguientes términos: «Una decisión motivada por la situación clasificatoria y de resultados en la que se encuentra el equipo, y que obliga a un cambio en la dirección, en busca de una mejora necesaria. Todo ello, sin dejar de destacar el trabajo, profesionalidad, e implicación máxima demostrada por el entrenador y su equipo durante esta etapa».

La búsqueda de un cuarto entrenador ya está en marcha y en la nómina de candidatos el nombre que aparece en primer lugar es el de Ricardo Caruso Lombardi, sobre todo después de que el propio entrenador argentino reconociera en un programa de televisión de su país que existe esa posibilidad y se dejara querer. «No puedo negarlo. Vamos a ver», dijo. «¿Te vas a atrever a aceptar»?, le preguntaron los conductores del espacio, a lo que el estratega respondió: «Me animé a cada cosa... ¿cómo no me voy a animar a eso?». «El Lugo está tercero por la cola y quedan siete partidos, a mí no me van a echar la culpa. Pero, ¿quién te dice que lo agarramos y gana los que vienen», bromeó en Todo Noticias.

Ricardo Caruso, de 59 años, es un técnico muy popular en el fútbol argentino por sus numerosos episodios polémicos, sus apariciones televisivas y, sobre todo, por su éxito en los equipos que recurrieron a él para evitar un naufragio. Como entrenador se lo reconoce por salvar a seis equipos del descenso de categoría: Argentinos Juniors (2007 y 2013), Newell’s Old Boys (2008), Racing Club (2009), San Lorenzo de Almagro (2012), Quilmes (2014) y Sarmiento de Junín (2016). Su currículo como entrenador es más extenso y en él también figuran otros clubes como el Defensores de Belgrano, el Estudiantes, el Platense o el Racing Club, equipos con una enorme tradición en el fútbol argentino.

Caruso debutó como técnico en 1994 en el Defensores de Belgrano, donde dos años antes había colgado las botas y puesto fin a una carrera como futbolista que había iniciado en 1981 en el Argentinos Juniors y que completó en el Sportivo Italiano -en dos etapas-, el Almagro y el Chacaritas Juniors, además del citado Defensores de Belgrano.

El segundo en la lista de candidatos es otro técnico actualmente en el paro y más conocido por los aficionados españoles. Milinko Pantic, exjugador del Atlético de Madrid, también es del agrado de los gestores del Club Deportivo Lugo. Por su brillante carrera como futbolista, su carácter y su manera de entender el fútbol. En contra tiene su corta experiencia en los banquillos, que no pisa desde el 2016 cuando se desvinculó del Dalian Yifang chino. Con anterioridad había dirigido al filial colchonero, en la campaña 2011-2012, y al FC Bakú, uno de los clubes puntero en el campeonato de Azerbaiyán.

A lo largo de la jornada de ayer, distintas fuentes confirmaron que a la terna se sumaba Rubén Albés, el técnico gallego de 36 años que hace unos meses rescindía su contrato con el Hermannstadt rumano, al que se había incorporado el pasado verano. Antes de emprender su aventura en Rumanía, el estratega vigués había pasado por los banquillos del Burjassot, el Wydad marroquí, el Novelda, el Eldense, el filial del Valladolid, el Celta B y el UCAM Murcia.

Si fuera imposible la contratación de alguno de estos tres hombres, en el club no se descarta la apuesta de Álex Ortiz, el preparador andaluz que tan buen trabajo está haciendo en el Polvorín.

Una victoria en 19 partidos, el pobre bagaje del técnico de Vilagarcía en su regreso a Galicia

Lejos de ser fructífero y relanzar su carrera, el regreso a Galicia de Luis César Sampedro no le ha servido más que para poner un buen borrón en su currículo. Su etapa en el Deportivo y en el Lugo se cierra con una única victoria en 19 partidos en la categoría de plata.

En el conjunto deportivista, el preparador de Vilagarcía de Arousa promedió 0,22 puntos por partido en los once compromisos en los que estuvo al frente. Una única victoria ante el Tenerife (2-1), cuatro empates ante el Racing de Santander (1-1), el Fuenlabrada (1-1), el Lugo (0-0) y el Alcorcón (0-0), y seis derrotas a manos del Las Palmas (3-0), el Málaga (0-2), el Elche (1-3), el Extremadura (2-0), el Zaragoza (1-3) y la Ponferradina (2-0). A finales del 2019, coincidiendo con el parón invernal y la llegada de Fernando Vidal a la directiva, fue despedido y relevado por Fernando Vázquez.

Tampoco en el Lugo consiguió llevar a cabo la misión que le fue encomendada. Se hizo cargo de un equipo que estaba seis puntos por encima del descenso y en ocho jornadas lo ha dejado hundido en la antepenúltima posición de la tabla, a dos puntos de la permanencia. En sus ochos partidos como técnico en el Ángel Carro ha cosechado tres empates en sus primeros compromisos y cinco derrotas consecutivas en el último tramo de la competición. Una pírrica media de 0,12 puntos que le costaron un despido que se veía venir.