Celta, Lugo y Deportivo: 21 técnicos distintos desde el 2017 hasta hoy

L. Balado

CDLUGO

La gran trituradora nacional de entrenadores está en Galicia

13 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Víctor Fernández llegó a ocupar el banquillo del Celta durante cuatro temporadas, Berizzo recorrió la banda de Balaídos durante tres cursos, siete se tiró Irureta desgañitándose frente a la caseta de Riazor, Lotina otras cuatro y Quique Setién fue el faro indiscutible del Lugo durante seis prósperos cursos futbolísticos en la ciudad. Tiempos, no tan lejanos, que se han convertido en impensables. Algún ejemplo queda en el balompié nacional, con Simeone o Zidane —pese a su breve etapa sabática— a la cabeza de los banquillos más estables.

Pero, desde luego, aquí no. El fútbol gallego es hoy una picadora de técnicos, una tendencia que continúa en la temporada 2020-2021. Celta y Lugo han sido los primeros equipos en sus respectivas categorías en apretar el gatillo. Nadie en el fútbol profesional ha tenido tan poca paciencia con sus entrenadores y, tanto Óscar García como Juanfran, forman ya parte del pasado.

En el Deportivo, ahora en Segunda B tras varios años de apreturas y prisas de última hora que se reflejaron en la falta de continuidad de un proyecto técnico, resiste Fernando Vázquez, pero el pasado reciente de los coruñeses durante su estancia en el fútbol profesional es escandaloso. Desde que Lotina abandonó el barco herculino tras el descenso del año 2011, el Deportivo ha tenido 14 cuerpos técnicos distintos. En nueve años. Hay que llenar de aire los pulmones para enunciar a todos los titulares: Oltra, Domingos Paciencia, Víctor Fernández, Víctor Sánchez del Amo, Gaizka Garitano, Pepe Mel, Cristóbal, Seedorf, Natxo González, Martí, Anquela, Luis César y Fernando Vázquez en dos etapas distintas.