El Lugo se construye desde la defensa

Xosé Ramón Penoucos Blanco
x. r. penoucos LUGO /LA VOZ

CDLUGO

Carlos Castro

Segunda A El equipo rojiblanco suma tres partidos consecutivos con la portería a cero

24 oct 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Las dificultades para hacer goles son habituales en los equipos modestos y el Lugo no es una excepción, por lo que resulta fundamental no encajar goles para tener oportunidades de sumar.

El cuadro rojiblanco no se estaba mostrando demasiado afortunado en defensa en las primeras entregas del campeonato, circunstancia que obligó a Javi López a realizar varias pruebas con jugadores diferentes en el centro de la zaga, lo que ocasionó que el equipo iniciara la temporada con dudas y cediendo puntos en partidos que parecía tener controlados como el del arranque liguero contra el Málaga.

En las últimas entregas, a pesar de tener que hacer cambios de jugadores obligados por sanciones, lesiones o compromisos de combinados nacionales, el equipo pareció encontrar la solidez defensiva que tanto buscaba, lo que le ha permitido enderezar el rumbo tanto en la liga regular como en la Copa del Rey.

Los cuatro centrales de los que dispone en la plantilla profesional, Vieira, Josete Malagón, Bernardo Cruz y José Carlos, han encontrado la coordinación que precisaban y el resultado es que en los tres últimos compromisos oficiales el equipo haya dejado su portería a cero.

El primer partido de esa racha fue el de liga disputado en el Heliodoro Rodríguez ante el Tenerife, un encuentro en el que los rojiblancos no estuvieron especialmente afortunados en el plano ofensivo, pero sí fueron capaces de mostrarle sólidos atrás y aguantar los envites de uno de los equipos más peligrosos en el plano ofensivo. La segunda cita fue de copa con el Alcorcón como rival y el equipo mantuvo la solidez y la tercera el pasado sábado ante el Nastic en la que también estuvieron muy centrados en defensa.

Las sensaciones de fortaleza atrás que están transmitiendo en las últimas citas son buenas, aunque faltan por solucionar algunos aspectos, como las dudas en las jugadas a balón parado, sobre todo en centros al área, en las que todavía aparecen dudas y el temor a encajar algún gol es más que evidente en las gradas.

La cita ante el Cádiz, un rival poderoso arriba, aunque no lo esté mostrando por el momento, el próximo sábado a partir de las 20.30 horas en el Ángel Carro será una nueva prueba para demostrar la solidez defensiva de los lucenses.